Dom. Nov 27th, 2022
El Vacacional luce semi destruido

Margarita Brito Fco.

El Vacacional luce semi destruido
El Vacacional luce semi destruido

El agente “casco negro” lanzó hacía la semi destruida villa la bomba lacrimógena, consciente de que varios fotógrafos, entre estos el que me acompañaba, se había refugiado  de los tiros en aquella casa

Iniciaba otra mañana de trabajo en el periódico Listín Diario (año 2000), con la acostumbrada  reunión del director Rafael Molina Morillo, junto Al Subdirector Mozart de Láncer,   editores y periodistas para  tratar los temas e historias del día y asignar los servicios.

Tras pasar balance y comentar las noticias del día, me asignaron cubrir una rueda de prensa que tendría la directiva de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) en el Centro Vacacional de Haina.

Eran cerca de las 9:30 de la mañana cuando junto a Leo, el fotógrafo y Víctor el chófer nos trasladamos al municipio de Haina.

El Centro Vacacional de Haina era un lugar paradisíaco, pese a su cercanía  con la Refinería  Dominicana de Petróleo, con una hermosa playa y un paisaje exuberante,  159 cabañas de recreo, piscina y áreas de recreación, era el lugar ideal de encuentro de los y las maestras del país, quienes aprovechaban el lugar para pasar vacaciones con su familia y hasta disfrutar de su luna de miel.

El vacacional está localizado justamente al lado de la Refinería, a aproximadamente 20 minutos después  llegamos al lugar,  ya habían llegado varios maestros.

Cuando bajamos del jeep del periódico varios maestros se acercaron y de inmediato tratamos de indagar cual era la situación y tras explicarnos que habían empezado a tumbar las cabañas, nos invitaron a realizar un recorrido por el área, para que constatáramos nosotros mismos la destrucción.

Caminamos  hasta el portón, donde a ambos lados estaban apostados varios policías con armas largas, los miramos y entramos, ellos no dijeron nada por lo que seguimos por el sender observando todo. Otro grupo de profesores que ya había ingresado al lugar se nos unió.

Mientras Leo y otros fotógrafos y camarógrafos de otros  medios hacían fotos y vistas, yo realizaba varias entrevistas.  En eso estábamos cuando se escucharon varios disparos.  Un poco sorprendidos seguimos nuestro trabajo, pero sólo solo durante dos o tres minutos, ya que de repente se levantó una gran humareda provocada por bombas lacrimógenas que habían lanzado otros policias apostados en diferentes puntos dentro de las instalaciones.

Varios profesores pasaron corriendo a nuestro lado y a nosotros no nos quedó más opción que hacer lo mismo, ahora recordar esa situación me sonrío, pero en ese momento era correr por su vida, mientras las lágrimas y el ardor en los ojos apenas me permitían ver y sentía los pulmones a punto de explotar.

No se cómo llegué a acercarme a una de las cabañas, ya sin puertas ni ventanas, donde Leo y otros fotógrafos se metieron intentando protegerse de los tiros. En ese momento yo no sabía que estaban allí.

Me paré porque ví que un policía disparaba hacía dentro de aquella casa, aunque me vió no hizo caso de mi presencia, por lo que seguí intentado salir de aquel humo para respirar, casi a punto de desmayarme.

Corrí hasta la calle, donde los maestros protestaban ya y señalaban que no se explicaban el motive de tal agresión, porque siempre habían actuado de forma pacífica. Todos fueron sacados del centro vacacional, mientras las protestas comenzaban en los alrededores del lugar y al humo de los gases lacrimógenos se unió el de las gomas que comenzaron a arder en medio de la calle.

Tras salir del vacacional y lograr llegar hasta el vehículo, con el corazón a punto de explotar por falta de aire, ví que Leo había logrado salir a salvo. Le pregunté si tenía  las fotos, me dijo que sí, yo también había recabado las informaciones que necesitaba, por lo que le dije a Víctor que nos marcháramos al periódico, no sin antes llamar y explicar la situación, por si requerían algún dato que me faltara.

Eran más de las 2:00 de la tarde, ahora solo  tenía que llegar y escribir la historia. Lo triste es que aquel hermoso lugar de reunión para maestros de clase media y baja había sido destruido. Nosotros solo fuimos observadores de como desaparecía.

En el lugar, tiempo despues la refinería construyó un parqueo y otra area fue utilizada por Migración como  centro de detención y deportación de inmigrantes haitianosm mientras que 54 familias ocupan igual número de cabañas.

Margaritabrito@yahoo.com

 

 

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.