Jue. Dic 1st, 2022
Escribir de un tema u otro es igual.

Margarita Brito Fco.

Escribir  de un tema u otro es igual.
Escribir de un tema u otro es igual.

«Es lo mismo tó», en el lenguaje coloquial del dominicano se acostumbra a cortar las palabras, tó por todos, ná por nada.., pero ese no es el punto, recordé estas palabras al escuchar las quejas de dos periodistas, en diferentes momentos,  porque le habían encomendado, a una escribir una crónica social y a la otra una de farándula.

Ambas se quejaban porque a su juicio cubrir fuentes como la presidencial, Educación y otras de importancia, no era lo mismo ni igual a escribir de farándula o de sociales, cosa que  un periodista de redacción central por lo general minimiza por creer que no está a su altura.

En ambas oportunidades reí para mis adentros porque me hizo mucha gracia, pero sin decir una palabra. Consideraban que sería difícil escribir su crónica, no obstante de ufanarse de que escribían de polítca y otros temas relevantes.

Bueno, me dije, allá ellas, y dejé que se lamentaran mientras pensaba que por más que se ufanaran, un periodista a menos que sea independiente, por lo general escribe sobre lo que recomienda su editor.

He trabajado en radio, televisión y periódicos y siempre es asi. Pasé años cubriendo fuentes «importantes» de redacción central y más que satisfacción me dejaron mucho stress, además de que muchas veces, luego de pasar todo el día y parte de la noche detrás de una noticia, debía ir a mi medio a escribir, dedicando más de 16 horas al trabajo, tiempo que dejaba dedicar a mi familia.

No tarde descubrí que tan importante era una fuente política, judicial o de salud, como lo social o de farándula, estos últimos, además llevan un poco de relax al lector, oyente o televidente, en medio de tantas cosas negativas.

Pero, las quejas de estas amigas, que me hicieron sonreir y reir internamente, me hicieron recordar una experiencia vivida hace unos años en la sala de espera de un médico, donde conocí a una señora, que en apenas dos horas me contó su vida, quizás porque soy una persona que más que hablar, me gusta escuchar, haciendo preguntas cuando lo creo conveniente.

En fin, esta señora era la segunda  de dos hermanos, el otro varón mayor que ella que reside en Nueva York. Un poco «jamona», a mi juicio, porque pasaba de los 50 y no se había casado, en sus años de juventud había sido muy mimada por su mamá, que estaba sufriendo de cáncer, enfermedad que le había agriado el caracter.

Por esa razón cuando la hija, a quien no había enseñado a cocinar le preguntaba cómo  guisar habichuelas o cocinar un moro de guandules o un arroz con pollo, de mala manera le contestaba: «Es lo mismo tó, tu le echas ajo, orégano, sal, aji y los demás sazones que llevan estos alimentos.

Al escuchar quejarse a estas grandes comunicadoras a mi mente llegó esa frase, que comenté con mis compañeras para reir alegremente.

margaritabrito@yahoo.com

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.