Vie. Oct 22nd, 2021

Obreros al servicio del Ayuntamiento del Distrito Nacional y de la empresa Acero Estrella proceden a instalar en el Puente Flotante las estructuras metálicas y mecanismos de rodamiento de las mallas retenedoras que impedirán que toneladas de lilas y desperdicios sólidos lanzados a los ríos Ozama e Isabela sean arrastrados hacia la playa de Güibia y a todo el litoral Sur de la ciudad de Santo Domingo.

Para fijar estas estructuras, expertos soldadores colocan soldadura tipo 70/18 de alta presión, capaces de resistir las corrientes marinas sobre el río Ozama que arrastran las lilas y los desperdicios sólidos, especialmente en épocas de lluvias.
Una vez colocadas las mallas retenedoras sobre gigantescos cuadros metálicos, éstos serán instalados en el costado Norte del Puente Flotante, para que una vez retenidas las lilas, la basura y otros desperdicios sólidos arrastrados por las corrientes del río, sean retiradas por buzos entrenados para la ocasión y así impedir la contaminación de la playa de Güibia y de todo el litoral Sur del Distrito Nacional.

Mientras los soldadores trabajan en la preparación de los soportes donde serán instaladas ruedas metálicas que permitirán el desplazamiento de las estructuras y los canastos retenedores, otros daban mantenimiento a los cables tensores del puente, a los que colocaban pintura especial anticorrosiva.

Las mallas serán capaces de recolectar diariamente unos diez metros cúbicos de desperdicios sólidos, mayormente de plásticos que son lanzados a los ríos Ozama e Isabela y que en épocas de lluvias son arrastrados hacia el puente flotante de la avenida Francisco Alberto Caamaño Deñó y una parte depositada en el litoral Sur del Distrito Nacional.

La construcción de las gigantescas estructuras, en las que el Ayuntamiento del Distrito Nacional ha invertido varios millones de pesos, fue encargada a la empresa Acero Estrella, partiendo de un estudio de la Agencia de Japón para la Cooperación Internacional (JICA), con la intención de combatir la contaminación a que son sometidos los ríos Ozama e Isabela.

Los obreros al servicio del Ayuntamiento del Distrito Nacional y de la empresa Acero Estrella trabajan intensamente sobre y bajo el puente flotante aprovechando la pausa de las intensas lluvias que últimamente han afectado a todo el territorio nacional.

Recientemente, el alcalde Roberto Salcedo informó que se procederá a hablar con los responsables de empresas en todo el trayecto del río para instruirles para que no lancen desechos químicos hacia el Ozama.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional ha retirado centenares de toneladas de basura y otros desperdicios sólidos que ya se habían consolidado en los barrios ubicados a todo lo largo de la ribera del Río Ozama.

Uno de esos operativos fue realizado en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, con participación del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo, en una jornada de varios días durante los cuales fueron retirados toneladas de basura y otros desperdicios sólidos, limpiadas cañadas, callejones, sistemas de drenaje, filtrantes, alcantarillas y lavado de calles y zanjas.

Los trabajos abarcaron los barrios y sectores ubicados desde La Ciénaga hasta La Puya de Arroyo Hondo, incluidos los subsectores de ese amplio trayecto.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *