Las siamesas están activas y juguetonas

Una de las siamesas
Una de las siamesas
Santo Domingo.- Las hermanas María Teresa y Teresa María Tapia Sanatis continúan mejorando su estado de salud y se encuentra activas y juguetonas, con sólo 23 días de haber sido intervenidas quirúrgicamente para ser separadas en el Children’s Hospital de Virginia.
María Teresa y Teresa María acompañaron y compartieron con su madre Lisandra Sanatis en una fiesta sorpresa preparada para ella con motivo a la fecha de su natalicio, donde también estuvieron presentes su tía Mari Sanatis, galenos y enfermeras que dan seguimiento, así como voluntarias y voluntarios de la World PediatricProject.
La primera dama, Margarita Cedeño de Fernández, dijo con mucha satisfacción en su cuenta de twitter “Gracias le doy a Dios por la recuperación de María y Teresa! Como ven están fuera de cuidados intensivos. Teresa ya pide su leche solita”.
En otro twitt añadió “Lisandra, madre de nuestras ex-siamesas dominicanas, celebra feliz su cumpleaños con sus hermosas hijas”.
Con la ayuda de los terapeutas ocupacionales, María Teresa y Teresa María recorren todo el alrededor de la habitación número 7-338 del Children’s Hospital de Virginia, acción que ha llenado de mucha satisfacción al equipo que galenos que le dan seguimiento y a los voluntarios del World Pediatric Project que ofrecen apoyo a las niñas, su madre y tía.
Las pequeñas Tapia Sanatis mantienen una dieta balanceada rica en fibras y líquidos prescrita por el doctor David A. Lanning, capitán del equipo de especialistas quejunto a la organización World Pediatric Project, participaron en la cirugía de separación.
María Teresa y Teresa María Tapia Sanatis nacieron en el Hospital Dr. Luis Eduardo Aybar, en abril del pasado año, con sus cuerpos unidos por el abdomen y compartiendo el hígado y parte de sus intestinos. Cuando nacieron recibieron la visita de la primera dama, doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien de inmediato brindó todo su apoyo a la madre y a las niñas.
Las pequeñas viajaron el pasado 31 de agosto al Children’s Hospital de Richmond (Virginia, EE.UU) enviadas por el Despacho de la Primera Dama de la República, institución que se hizo cargo de todos los gastos de la operación que duró alrededor de 20 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *