La belleza del palacio de Vaux-le-Vicomte fue la desgracia de su dueño

Margarita Brito, fotos, Rubén Dario Hilario

Maincy, Departamento de Seine et Marne, Francia.- A poco más
de una hora de París está ubicado uno de los más bellos castillos  de Ile de France: Vaux-le-Vicomte, contruido
entre 1658 a 1661 por Louis Le Vau, para Nicolás Fouquet, un millonario y
funcionario del rey en la època.

Tal vez, para muchos resulte algo de lo que no han oido
hablar, pero quizas hayan visto la película “El hombre de la mascara de hierro”,
también allí se filmó “Vatel” y fue este el escenario que los ya separados
actriz Eva Longoria y el baloncelista Tony Parker, eligieron para casarse.

Desde que el visitante ingresa a la avenida que lleva al
lugar, llamada de Los Plátanos, queda fascinado por estos enormes árboles,  dos grandes hileras, separadas por apenas
seis metros, cuyas ramas al juntarse semejan un tunel, de 1,400 metros  de largo.

El palacio ha servido
como decorado para muchas películas: “Vatel”, “Moonraker” (James Bond),
«El hombre de la máscara de hierro» y otras.

Inaugurado con gran pompa en presencia del rey Louis XIV, la
envidia del monarca  causó la desgracia
de su propietario, que fue encarcelado y sus bienes confiscados.

El Castillo  de
Vaux-le-Vicomte tiene  estilo barroco del
siglo XVII (1658-1661), construido para el intendente de finanzas de Luis XIV,
Nicolás Fouquet que contrató a los mejores artistas de la época para construir
su palacio: el arquitecto Luis Le Vau, el pintor Charles Le Brun y el
paisajista André Le Nôtre.

El éxito de dicho palacio molestó tanto a Luis XIV que
provocó la caída de Nicolás Fouquet y todo el equipo que había participado en
su construcción fue contratado para la realización del Palacio de Versalles.

El castillo de Vaux-le-Vicomte actualmente, la mayor
propiedad privada, es un monumento historico, obra maestra del arte francés del
siglo XVII.

La avenida de los Plátanos

En 1641, Nicolás Fouquet adquirió la propiedad de Vaux y su
palacio. Poco después heredó de su primera esposa y en 1651, se casó de nuevo
con Marie-Madeleine de Castille, antes de ser nombrado, en 1655, intendente de
finanzas. Dueño de una gran   fortuna, Fouquet confió al arquitecto Luis Le
Vau y al contratista Michel Villedo la construcción de un nuevo palacio.

Desde septiembre de 1658, el pintor Charles Le Brun se
instaló en el palacio. Se recibieron las visitas del Cardenal Mazarino el 25 de
junio de 1659, de Luis XIV, de la Reina madre y de Monsieur el 14 de julio. El
10 de julio de 1660, Luis XIV y María Teresa se hospedan en él. El 12 de julio
de 1661, Fouquet, dio una fiesta en honor de la Reina de Inglaterra y, el 17 de
agosto, se celebró otra en honor de Luis XIV.

Esta fiesta, concretamente, tuvo
un gran esplendor: espectáculos en los que se utilizaron las últimas técnicas
del momento, representaciones teatrales (La Preciosas ridículas, de Molière),
fuegos artificiales…el programa de festejos fue tan llamativo que provocó la
envidia de Luis XIV, que destituyó a Fouquet de su cargo acusándolo de
malversación de fondos y ordenó su arresto.

Tras el arresto de
Fouquet el palacio fue precintado. El mobiliario se vendió, gran parte del
mismo fue adquirido por Luis XIV. Las tapicerías que habían puesto Maincy y Le
Vau fueron llevadas a Gobelins. Los artistas que habían trabajado en el palacio
fueron contratados para trabajar en Versalles. Pero el edificio no fue
derribado.

 

En 1673, los herederos de Fouquet (muerto en prisión)
tomaron posesión del castillo y lo cedieron, en 1705, al mariscal de Villars
que pasó a ser propietario del palacio durante 60 años. Sus hijos lo vendieron
después.

El palacio pasó a ser
propiedad de la familia del duque de Praslin, desde 1764 a 1875, sin que se
hicieran reformas en él. Durante la Revolución francesa, la duquesa de Praslin
pudo salvar el palacio poniéndolo bajo la protección de la Comuna de las artes.
En 1842, Luis Visconti y François Hippolyte Destailleur iniciaron la
restauración del palacio.

Por los c alabozos

En 1875, Alfred Sommier, industrial azucarero, compró el
palacio y lo hizo restaurar. En 1908, tras el fallecimiento de Alfred Sommier,
el palacio y el jardín volvieron a su estado original. El propietario actual,
el conde Patrice de Vogüé, es el nieto de Alfred Sommier.

El palacio y los jardines a la francesa fueron declarados
monumentos históricos en 1939. En 1944, también fueron declarados como tales
los muebles y numerosos objetos. En 1965, todo el conjunto de 450 hectáreas
quedo clasificado como monumento histórico y en 1968, el palacio y el parque
fueron abiertos al público.

El Salón Oval.

El salón oval del palacio de Vaux-le-Vicomte es una pieza
única en la historia de la arquitectura francesa, mide 19 metros de largo y 18
de ancho, allí se realizan  recepciones y
fiestas.

Sin embargo, no fue
terminado, el plafón, pintado por Charles Le Brun, tenía que decorar el palacio
del Sol, representando el astro solar con el emblema de Nicolás Fouquet, la
ardilla.

La cúpula está
sostenida por 16 cariátides. esculpidas por François Girardon,12 de ellas
llevan los signos del zodíaco y las otras cuatro los símbolos de las cuatro
estaciones. El sol está realizado con piedra blanca y pizarra en el centro del
cuadrante solar.

La pieza está decorada con cuatro bustos de personajes
romanos: Octavia, hermana de Augusto; Británico, Octavia, esposa de Nerón y
Adriano. Otros doce bustos romanos esculpidos en Florencia en el siglo XVII,
decoran la estancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *