Mar. Feb 7th, 2023

Un grupo de investigadores reveló que el meteorito marciano llamado Tissint, caído en Marruecos en 2011, contiene una «enorme diversidad» de compuestos orgánicos que podría ayudar a descifrar si hubo alguna forma de vida en el pasado del planeta rojo, según se detalla en un reciente estudio publicado por la revista Science.

«Informamos de una enorme diversidad orgánica en el meteorito Tissint de Marte y del muestreo de varias litologías mineralógicas, que revelaron que las moléculas orgánicas estaban distribuidas de forma no uniforme en funcionalidad y abundancia», escribieron los autores.DW.COM

En tanto, en un comunicado difundido por la Universidad Hassan II de Casablanca UH2C, en Marruecos, se lee que «la prospección de la materia orgánica que contiene el meteorito de Tissint puede ayudar a responder a la pregunta de la presencia de alguna forma de vida en el pasado del planeta.

La misma fuente añadió que el trabajo realizado en este artículo presenta «el catálogo más completo nunca realizado sobre la diversidad de los compuestos orgánicos que contiene el meteorito marciano».

Al menos cinco componentes identificados

Según el reporte científico, los investigadores lograron detectar al menos cinco tipos diferentes de compuestos orgánicos, es decir, moléculas que contienen átomos de carbono unidos a átomos de uno o más elementos como hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre, entre otros.

Estos compuestos orgánicos suelen encontrarse en planetas que pueden albergar una forma de vida. Sin embargo, algunos de estos también pueden producirse en procesos no biológicos, por lo que es difícil establecer si estos representan un signo claro de vida en otros planetas.

El meteorito marciano Tissint contiene compuestos orgánicos de magnesio de manera abundante, algo que no se había visto en otros ejemplares. Asimismo, los expertos hallaron ácidos carboxílicos alifáticos ramificados, aldehídos, olefinas y poliaromáticos.

roca marciana TissintUn fragmento del meteorito Tissint, caído en la Tierra en 2011, en Marruecos.

Una roca marciana con más de 700.000 años

No es la primera vez que se encuentran compuestos orgánicos en meteoritos de Marte caídos en la Tierra. Por ejemplo, el Allan Hills 84001, caído en la Antártida en 1984, tenía elementos orgánicos que se creía podían demostrar señales de vida extraterrestre, pero esto fue descartado en 2022.

Tissint, expulsado de Marte hace 700.000 años, impactó con la Tierra en julio de 2011 en el desierto que lleva el mismo nombre, en el sur de Marruecos, y fue el quinto meteorito marciano visto a la hora de entrar en la Tierra (el anterior se observó hace 50 años).

Esperanzas en las futuras misiones de Marte

Las misiones actuales -y del futuro- en Marte tienen el objetivo principal de comprender mejor la historia y formación del planeta rojo. Asimismo, analizar los objetos recolectados en la superficie marciana para así poder determinar si Marte tuvo o no algún tipo de vida inteligente.

«Comprender los procesos y la secuencia de acontecimientos que dieron forma a esta rica abundancia orgánica revelará nuevos detalles sobre la habitabilidad de Marte y, potencialmente, sobre las reacciones que podrían conducir a la formación de vida», dijo en un comunicado el coautor del estudio Andrew Steele, astrobiólogo de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington D.C. y científico de misión con los vehículos perforadores Perseverance y Curiosity de la NASA.

JU (efe, livescience.com, science.com)

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *