Vie. Jul 1st, 2022

minu
os hijos de Manolo Tavárez Justo y varias fundaciones patrióticas se querellaron este viernes en la Procuraduría General de la República, contra del ex secretario de las Fuerzas Armadas, general retirado, Ramiro Matos González, e integrantes de las tropas que dirigía, por el asesinato del guerrillero y otros líderes, ocurrido el 21 de diciembre 1963 en Las Manaclas, hecho que consideran no prescribe por estar tipificado como un crimen de guerra.
La querella fue entregada al procurador Francisco Domínguez Brito por Minerva Josefina Tavárez Mirabal (Minou) y Manuel Enrique Tavárez Mirabal, así como por representantes de la Federación de Fundaciones Patrióticas y de las fundaciones Manolo Tavárez, Héroes del 30 de Mayo, Hermanas Mirabal, Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo; Héroes de Luperón; Testimonio y Amaury Germán Aristy.
Los querellantes piden que se condene a los imputados a diez años de prisión por violación a los artículos 49 del Código Procesal Penal, 295 y 304 del Código Penal, los cuales sancionan los crímenes de guerra y el homicidio.
También demandaron el pago de 50 millones de pesos como justa reparación de los daños morales y materiales ocasionados a los hijos del combatiente de 1963 y a las fundaciones patrióticas.
Piden arresto domiciliario
Dicen que esos recursos serán destinados a programas de formación de derechos humanos y fundamentales, principalmente dirigidos a las Fuerzas Armadas y a los cuerpos castrenses.
Como medida de coerción, solicitan que se le impongan arresto domiciliario, garantía económica de tres millones de pesos e impedimento de salida del país. Los querellantes tienen como abogados a Luis Gómez Pérez, José Martínez Brito, Julio Escoto, Eduardo Díaz y José Horacio Rodríguez.
Al recibir la querella, el procurador Domínguez Brito se comprometió a darle curso y dijo que el ministerio público la asume con seriedad. Calificó la querella como un acto de responsabilidad de los hijos de Tavárez Justo y demás entidades.
Consideró que se trata de un paso importante en la búsqueda de la verdad. “Si el olvido se mantiene y no se llama la atención contra los regímenes estamos condenados a que se vuelvan a repetir”, expresó.
Querellados
La diputada Minou Tavárez Mirabal (Minou) sostuvo que la querella es presentada por un compromiso filial, moral y político.
Aclaró que no se trata un hecho de venganza, tras sostener que quien actúa así no cree en la justicia.
Se preguntó por qué no se había hecho justicia antes y ha habido tantos años de impunidad. “Todos estamos pendientes de que se haga justicia, la repercusión social de la impunidad es incalculable y no se puede seguir permitiendo que los delitos sigan impunes y que los responsables no sean sancionados”, apuntó.
De su lado, Manuel Enrique Tavárez Mirabal sostuvo que el proceso no es limitativo y confió en que se actúe contra todos los implicados en el asesinato de su padre y otros líderes guerrilleros, que buscaban la restitución del régimen constitucional del profesor Juan Bosch derrocado por el golpe de Estado de 1963.
Expresaron que en medio del levantamiento armado, Manuel Tavárez Espaillat, miembro del gobierno de facto, conocido como “Triunvirato”, hizo un llamado público, escrito y radial, prometiendo que se le respetaría la vida a Tavárez Justo y sus compañeros, e instándoles a que se entregaran ante las autoridades.
Las Manaclas
La querella establece que los crímenes de guerra ocurrieron en Las Manaclas el 21 de diciembre de 1963. En esa acción murieron Tavárez Justo (Manolo), Jesús Barreiro Rijo (Tony), Rubén Marte Aguayo, Federico José Cabrera, Jaime Ricardo Socías, Fernando Arturo Ramírez, Rubén Díaz Moreno, Juan Caonabo Abel, Alfredo Peralta Michel, Antonio Filión (Manchao), Manuel de los Santos Reyes (Reyito), José Daniel Fernández y Manuel de Jesús Fondeur (Piculín), quienes conformaron un levantamiento armado el 28 de noviembre de 1963 luego del derrocamiento del gobierno del profesor Juan Bosch en 1963, conjuntamente con otros cinco grupos que operarían en distintos puntos del país como La Horma, Berrenda, Bahoruco, El Limón y Los Quemados, diseminados en el Norte, en el Este y en Sur de nuestro territorio.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.