Vigilia en Washington, frente a Corte Suprema, analizará futuro matrimonio hombre-mujer

Senador Ruben Díaz

Senador Ruben Díaz
Senador Ruben Díaz

Nueva York.- El senador por el Estado de Nueva York, reverendo Rubén Diaz anunció una vigilia el lunes 25 de marzo, cuando marcharán en autobuses a Washington, D.C., a las 12 de la medianoche, para estar el martes 26 a las 8:00 de la mañana frente a la Corte Suprema de la Nación.
Díaz explicó que la Corte Suprema de la Nación se reunirá ese día analizar y discutir el futuro del matrimonio en Estados Unidos. “ La Corte Suprema de la Nación puede decidir si el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer ó si se debe expandir para que incluya hombres con hombres y mujeres con mujeres”.

Manifestó que es un tema de sumo interés para todo el pueblo norteamericano y para todo el pueblo cristiano.
“ Es por tal motivo que estoy invitando a unirse y participar en esta vigilia donde iremos cantando, orando y alabando a Dios desde New York hasta Washington, y allí nos uniremos a personas que viajarán de todas partes de la nación y Puerto Rico para demostrar nuestra posición a favor del matrimonio tradicional, o sea un hombre y una mujer”, expresó el legislador.

Precisó que habrá autobuses disponibles, gratis para todos los que desean participar en la vigilia en Washington.
Subrayó que proveerán gratis a quienes deseen un autobus de 50 que estará frente a la Iglesia y cualquier otra entidad que lo solicite.

El gobierno de Barack Obama dio un paso hacia la instauración del matrimonio homosexual y es el primer mandatario que solicita formalmente a la Corte Suprema de Estados Unidos que se derogue una ley de 1996 que defiende el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer.
La Corte Suprema de la Nación se reunirá el 26 de marzo para analizar y discutir el futuro del matrimonio en Estados Unidos.

Acerca de Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Ver todas las entradas de Margarita Brito →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *