Dom. Oct 24th, 2021
Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS), Laboratorio Clínico, Banco de Sangre, Unidad de Histocompatibilidad, Dr. Julio Amado Castaños Guzmán, Presidente del Patronato del HGPS, Rosalina Estévez y Sandra Estévez Joaquín, asesoras responsables de la implantación del modelo de Gestión Internacional de la Calidad, Certificación Internacional en Gestión de Calidad ISO 9001

 Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS), Laboratorio Clínico, Banco de Sangre, Unidad de Histocompatibilidad, Dr. Julio Amado Castaños Guzmán, Presidente del Patronato del HGPS, Rosalina Estévez y Sandra Estévez Joaquín, asesoras responsables de la implantación del modelo de Gestión Internacional de la Calidad,  Certificación Internacional en Gestión de Calidad ISO 9001

Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS), Laboratorio Clínico, Banco de Sangre, Unidad de Histocompatibilidad, Dr. Julio Amado Castaños Guzmán, Presidente del Patronato del HGPS, Rosalina Estévez y Sandra Estévez Joaquín, asesoras responsables de la implantación del modelo de Gestión Internacional de la Calidad, Certificación Internacional en Gestión de Calidad ISO 9001
Santo Domingo.- La trilogía del Laboratorio Clínico, el Banco de Sangre y la Unidad de Histocompatibilidad del Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS), recibieron la prestigiosa Certificación Internacional en Gestión de Calidad ISO 9001: 2008, siendo los pioneros en esa plaza en alcanzar dicha certificación.
El Dr. Julio Amado Castaños Guzmán, quien preside el patronato del HGPS, señaló que la visión del hospital es la de ofrecer un servicio hospitalario integral, confiable, con alta calidad y valores humanos, que provea soluciones al cuidado de la salud del paciente, manteniendo el mismo nivel de calidad sin importar la condición de quien demande el servicio; y que esta certificación internacional viene a fortalecer la plataforma de la fase diagnóstica del Hospital para cristalizar esta visión.
La licenciada Rosalina Estévez y la Ing. Sandra Estévez Joaquín, asesoras responsables de la implantación del modelo de Gestión Internacional de la Calidad, calificaron de “Impecable” el proceso de implantación y cumplimiento con las exigencias del referido estándar, y señalaron que “cuando se asume un compromiso de esta naturaleza, con tanta abnegación y motivación como la del personal que brinda este servicio, el paciente, el país y la institución ganan un extraordinario servicio de calidad en salud y de inapreciable valor humano. Sobre todo en una Institución con el impacto social a nivel nacional e internacional como el que tiene el Hospital General de la Plaza de la Salud y el alto nivel de solidaridad, sentido de sensibilidad y equidad con el que ofrece sus servicios”.
El Laboratorio Clínico bajo el liderazgo de la Lic. Gilda Tolari, quien condujo a todo el equipo humano que asumió este reto, coloca al Hospital General de la Plaza de la Salud, en un nuevo nivel de desempeño en la calidad de sus servicios. Ya que es justamente el resultado oportuno que emiten, el que apoya un diagnóstico médico, clínicamente útil a los requisitos y condición del paciente.
Adicionalmente al logro de la Certificación ISO 9001: 2008, la Institución está en proceso de alcanzar la «Acreditación» Internacional.
Las bondades de trabajar bajo el ciclo Deming, de que las operaciones que se llevan a cabo se planifiquen-realicen-controlen-mejoren en cumplimiento con los requisitos del ISO 9001 significa que la gerencia del laboratorio gestiona los recursos, planifica la calidad, procura que los equipos estén calibrados y los insumos aptos para el procesamiento de las pruebas adquiridos de proveedores aprobados, de forma consistente y satisfactoria.
Asimismo, gestiona que el personal que se desempeña en un puesto sea competente para la actividad que realiza y calificado en base a los entrenamientos diagnosticados, el desarrollo de las destrezas requeridas y un plan de educación continuada que fortalezcan su desempeño.
Se indicó que este estándar Internacional establece un enfoque de trabajo en equipo, permitiendo que se mantengan actualizadas las metodologías de trabajo, se estandarice el manejo de las acciones correctivas, preventivas, quejas, sugerencias y no conformidades, que se presentan como parte de las fluctuaciones en los procesos. Además, garantiza la eficacia y la integridad del sistema de gestión implantado, y establece indicadores de gestión para la mejora continua y coloca al paciente como protagonista y beneficiario principal del resultado de todo el servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *