Sáb. Oct 23rd, 2021
José Miguel Fernández, presidente del Codait

José Miguel Fernández, presidente del Codait
José Miguel Fernández, presidente del Codait
Santo Domingo.- El Consejo de Acceso a la Información por la Transparencia (CODAIT) pidió al Presidente Danilo Medina declarar el año 2013 como “Año por la educación y la consolidación de la familia”.
De acuerdo al CODAIT la familia constituye el núcleo primario y fundamental de toda sociedad, y en ella los hijos aprenden por vez primera los valores que les guiaran durante toda su vida.
La entidad consideró que la sociedad dominicana requiere que a la familia se le preste mayor atención, a través de iniciativas y acciones que contribuyan al sano desarrollo físico y emocional de cada miembro del hogar.
José Miguel Fernández, presidente del Codait, enfatizó que la fuerte inversión de valores que hoy afecta en gran proporción a nuestra nación, son el resultados de diversos factores, entre los que sobresalen los modelos de familia que tenemos, la educación de los padres y los hijos, las inconductas aprendidas desde el seno del hogar y el medio ambiente en que socializan e interactúan, así como las disfuncionalidad de un significativo número de familias.
Fernández puntualizó que no basta con tener leyes y normas, que por lo general no se cumplen, sino que también debemos crear las condiciones y las oportunidades para que cada dominicano pueda tener acceso a una educación adecuada, que le permita desarrollarse como persona digna, consciente de sus deberes y derechos, que cumpla la ley y actúe honestamente.
Señaló que República Dominicana necesita de familias y ciudadanos comprometidos con la construcción de una nación organizada y con instituciones sólidas y fuertes en valores.
Precisó que el Estado tiene la mayor responsabilidad en la ardua tarea para proteger y consolidar la familia, de ahí que el texto del artículo 55 de la Constitución de la República no debe ser una composición poética, que reconoce a la familia como el fundamento de la sociedad y el espacio básico para el desarrollo integral de las personas con igualdad de derechos y deberes para la mujer y el hombre, sino que el Estado debe, en la práctica, proveerle los medios para que esto sea una feliz realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *