Vie. Oct 22nd, 2021

Tokio, Japón

El crecimiento económico mundial está centrado por la incertidumbre, lo que ha estado obstaculizando la creación de empleos, afirmó la directora gerente del Fondo Monetario internacional (FMI) Christine Lagarde, tras advertir el efecto de propagación que esto trae para las economías emergentes y de que más gentes retornen a la pobreza.

Lagarde dijo que el FMI espera mayor cooperación de todos sus miembros en las medidas de corto plazo y recalcó que en la reducción de los pronósticos de crecimiento con relación a las reuniones de abril, por lo que no prevé una recuperación más fuerte.

Sostuvo que se espera mayor acción y medidas de corto plazo de todos sus miembros y muy especialmente de la zona euro que es el epicentro de la crisis y donde se requieren acciones urgentes.

Al hablar en una conferencia de prensa previo a las reuniones anuales de 2012 del FMI y el Banco Mundial que se llevan a cabo en Tokio, en compañía del primer subdirector gerente, David Lipton; y el director de Relaciones Externas, Gerry Rice, la directora gerente dijo que es necesario implementar acciones en cuatro áreas de políticas para afianzar la economía mundial.

A futuro, dijo que hay que finalizar la reforma del sector financiero, pendiente de hace años, pues se han hecho reglamentaciones, pero hay variaciones, discrepancias en la definición de capital de Basilea III.

 

Además, esas acciones deberán tener estrategias fidedignas para reducir la deuda que en muchos países avanzados está en niveles nunca vistos, salvo en épocas de guerra; respaldar el crecimiento rico en el empleo, para crear condiciones más incluyentes; y enfrentar los desequilibrios mundiales.

Las tasas de desempleo en las economías avanzadas y sobre todo entre los jóvenes “es aterrador y no es aceptable”, dijo, por lo que instó a crear condiciones más incluyentes.

Lagarde indicó que es necesario tener acciones de corto plazo, anclar la economía para el futuro, y que “lo que más se necesita es la cooperación”.

La directora gerente recordó que el Informe sobre la Economía Mundial, del FMI, presenta un panorama más sombrío que meses atrás y que las perspectivas se han deteriorado y los riesgos han aumentado.

El FMI prevé una reducción de sus pronósticos y un crecimiento de 3.3% para la economía mundial, 1.3% para  las economías avanzadas y 5.3% para los países emergentes de más bajo ingreso.

Instó a estar pendientes de las vulnerabilidades externas e internas, del alza de los precios de los alimentos y del peligro de que más personas puedan caer en la pobreza.

De igual modo planteó los riesgos de precipicio fiscal en Estados Unidos donde también se requieren mayores acciones.

Informó que el FMI tendrá nuevos enfoques en los préstamos y en mejorar la supervisión y la asistencia técnica, tema que será tratado con los 188 miembros en este encuentro de Tokio. Así como también la estructura de gobierno del FMI, la reforma de 2010 y asegurar que la recuperación sea sostenible.

Lagarde recalcó que una de las causas de lenta recuperación de la economía mundial ha sido la incertidumbre observada en muchas partes del mundo. “que está obstaculizando la toma de decisiones de inversión y de creación de empleos”.

 

América Latina

El FMI garantizó su compromiso de afianzar la asistencia técnica, la capacitación y creación de capacidades para las economías emergentes o que están en proceso de expandir y consolidar sus instituciones financieras

Recordó que a la región de América Latina le está yendo muy bien, ya que en esta parte del mundo la mayoría de los programas del FMI son precautorios.

 

La actividad del FMI se define en tres líneas de operación: capacidad en el otorgamiento de préstamos, supervisión y servicios de asistencia técnica, afirmó.

 

FMI

De acuerdo al organismo internacionao, Europa es el epicentro de la crisis y donde es necesaria la acción más urgente. Las decisiones realizadas por miembros de la zona euro en el fortalecimiento de la disciplina fiscal y en la supervisión de la banca europea.

Estados Unidos se enfrenta a grandes riesgos relacionados con el abismo fiscal y el techo de la deuda. A medida que se acerca el final del año, esos riesgos son cada vez más amenazantes.

Los mercados emergentes necesitan mantener una estrecha vigilancia sobre vulnerabilidades, algunos desde el lado externo, y algunos en el país.

Los países de bajos ingresos también siguen siendo vulnerables, por el aumento de precios de los alimentos, tal así como el peligro de más gente caer en la pobreza.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *