Sáb. Oct 23rd, 2021

El Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua fue el escenario donde debutó el show de humor La Risoterapia, con los veteranos Carlos Sánchez, Alexis Valdez y  Jochy Santos, quienes regresan el viernes 26 de octubre con otra función.

El show comenzó con Alexis Valdez quien salió a escena con unos de sus personajes enganchando de inmediato con los presentes.

Entre chistes cotidianos, inteligentes, acabados, ingeniosos y frescos, los tres, se la “comieron” en el Jaragua, quienes en trajes muy finos y elegantes, de color blanco resplandecieron las tablas, y como tres grandes del “Stand Up Comdy”  hicieron una rutina de 16 chistes sólo para comenzar.

Carlos Sánchez, extrañó al dejar por un momento su distintivo t-shirt negro presentándose vestido formal junto con Alexis y Jochy. Sin embargo, la sensación duró poco, pues luego de salir primero a su intervención de la noche se deshizo del traje blanco y se presentó con su pantalón jean y su acostumbrado t-shirt negro que nunca lo deja.

Sólo bastó el “JAJAJAJA!” para romper el hielo durante los 23 minutos que duró su participación, teniendo como temas “su hija,  esposa” y “el himno a la madres, pero a su manera”.

Por su parte, Alexis Valdez entró en escena hablando de los animales y el hombre, y con una de sus canciones el humorista y polifacético actor cubano, cumplió su entretenida rutina que dejó bien alto los ánimos del show.

Sin parada y sin receso, “El hombre divertido” Jochy Santos seguido terminó por anestesiar a sus pacientes con sus cuentos de borrachos, cosas de mujeres y unos que otros chistes de sexo y algo más.

Así como inicio en trío, terminó el evento humorístico, aunque con uno más agregado, el invitado de la noche Jochy Jochy, quien se unió al grupo de tres para darle de alta y despedir a los sanos y felices pacientes que disfrutaron de un repertorio de más de 100 chistes en total.

Sin lugar a dudas, fue un show completo en el que ni la música a cargo de la orquesta y el equipo “Divertido”, los audiovisuales, las luces y un ameno ambiente faltaron, todo estuvo en su punto para que la noche fuera realmente una terapia, pero de la risa.

 

 

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *