En el futuro lentes de realidad aumentada se usarian en educación, arquitectura y otros

Expertos en tecnología hablan desde hace tiempo de la realidad aumentada, entendida como añadir capas de información extraída de internet a la realidad tal y como la conocemos.

Esta tecnología podría tener en un futuro infinidad de utilidades. Desde enseñarnos a reparar el motor de un avión a ver subtítulos en tiempo real cuando alguien se nos acerca y nos habla en chino.

Un reporte de BBC Mundo señala que aunque la proliferación de celulares inteligentes hace años que nos permite a algunos vislumbrar realmente de qué se trata, todavía falta por desarrollar una tecnología que no nos obligue a sacar el aparato del bolsillo todo el rato.

Quizás es por eso que Google está moviendo gran parte de su músculo creativo en el diseño de unos anteojos de realidad aumentada, que han desatado todo tipo de rumores en el mundo tecnológico.

El última información la sacó un blog del diario The New York Times, en donde se avanzaba que las gafas podrían salir a la venta a finales de año por un precio que oscilaría entre los US$250 y US$600.

Según dijeron en el blog, empleados de la compañía informaron anónimamente que el dispositivo óptico integrará una cámara de baja resolución para tomar imágenes que serían cotejadas con los datos de la nube.

También incorporaría sensores de movimiento y sistemas de geolocalización GPS.

Los anteojos no estarían diseñados para ser llevados todo el rato, sólo cuando se les necesitase, y la información no aparecería ante nuestros ojos como lo hace en el celular inteligente sino como imágenes de realidad aumentada.

“Muy útil”

Desde el año 2008 los usuarios cuentan con aplicaciones de celulares inteligentes que les permiten vislumbrar las posibilidades que ofrece la Realidad Virtual.

Aún así, esta tecnología no ha pasado de ser una curiosidad o entretenimiento a algo realmente práctico y cotidiano.

Pero con la aparición de la computación en nube y el aumento en las velocidades de transmisión de datos, los expertos auguran un futuro brillante para la realidad aumentada.

Se estima que su uso podría extenderse en ámbitos tan diversos como la educación, la publicidad, la arquitectura, la industria o la cirugía.

“El poner capas de información adicional sobre la realidad es notablemente útil”, explicó a BBC Mundo Claudio Feijoo, subdirector de investigación del Centro de I+D de la Universidad Politécnica de Madrid (Cedint).

“Lo vamos a tener sí o sí. Imagina que tienes que tienes que reparar el motor de un avión, puedes saber cómo se llama cada pieza. Tampoco es lo mismo que te enseñen con una pizarra que poder ver algo e interactuar con ello”, apuntó.

A nivel urbano, detalló, “si te has perdido en una ciudad te pones las gafas y te indica cómo se llaman las calles”.

La realidad aumentada podría ser utilizada en ámbitos muy diversos, desde la educación al entretenimiento.

Ahora los investigadores apuntan más allá de la realidad aumentada “visual” y ya se habla de la “auditiva”.

Es el caso de Jordi Janer, quien ensaya el modo de incorporar elementos sonoros de realidad aumentada en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

“Nosotros estamos tratando de desarrollar sistemas de audio con realidad aumentada. Escuchar más cosas de las que escuchamos”, aclaró.

Estudian por ejemplo, la posibilidad de ir a un concierto de música y poder escuchar más un instrumento que otro, o estar en una habitación con la música alta y poder “subir el volumen” de nuestro interlocutor.

También se plantean incorporar sonidos a elementos “reales” almacenados en internet. Imaginen un Google street donde se pudiera escuchar el ruido de los autos y de las personas al pasar.

Sin embargo, todo eso plantea de nuevo el dilema de la conectividad versus privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *