Marcel ofrece buen concierto

Un buen concierto en el que se pudo disfrutar de humor, buenas interpretaciones e invitados muy especiales, ofreció la noche del sábado la cantante Marcel, titulado en un “Tiempo de ellas” en el que recordó a mujeres memorables como Casandra Damirón, María Montez y las Hermanas Mirabal, además de protestar por la violencia de género.

El público, que casi llenó el Maunaloa Night Club Casino,  acompañó a Marcel disfrutando y cantando sus temas nuevos y ya tradicionales:  “Tu amor es una trampa, Quien lo va a saber, Ya no me vuelvo a enamorar, Mal acostumbrada, Quien es ese hombre y Tibio Tibio”, entre otros.

Entre un tema y otro, la cantante habló de la necesidad de la mujer de ser querida y bien tratada, protestó por los casos de violencia y aconsejó a las féminas a no callar cuando son maltratadas por sus parejas.

Luego de un video en pantalla gigante que recontó el trabajo de las merengueras del país, entraron a escena en diferentes ocasiones, la ex Chican Verónica, con su popular tema “Con lo mio no te metas”, a quien siguió Chabelly que interpretó también dos de sus temas a ritmo de merengue.

Al piano y recibiendo palabras de reconocimiento y admiración de parte de la cantante, subió a escena el veterano Armando Olivero, quien la acompañó en varios de sus temas.

El humor se hizo presente en la noche de Marcel, cuando desde el público uno de los humoristas del programa diario Las noches son geniales, subió a escena vestido del “viejo que se lo da todo” a Marcel. Luego de protestas porque la cantante lo abandonó y varios chistes bien logrados, el  viejo bailó con la cantante y bajó del escenario.

Al final, juntas en el escenario Chabelly, Verónica y Marcel entonaron el tradicional tema navideño “La salsa para tu lechón” augurando una feliz navidad a los presentes.

Otros detalles

El concierto iniciÓ a las 11:20 de la noche y culminó poco antes de las 1:30

Otros temas interpretados fueron:

Cuando una mujer, Me va a extrañar, Inténtalo tú, El viejo, Yo no me vuelvo a enamorar, Si los hombres no bebieran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *