Boda por la Iglesia del Príncipe Alberto

boda
El príncipe Alberto y Charlene Wittstock celebraron su boda por la iglesia

MONACO— Un día después de la boda civil que la convirtió en la princesa de Mónaco, la ex nadadora olímpica Charlene Wittstock y el príncipe Alberto II se casaron en una ceremonia religiosa a la que asistieron numerosas celebridades.

La pareja intercambió anillos de Cartier de una aleación blanca de oro-platino de 18 kilates. Alberto guiñó un ojo al deslizar la joya en un dedo de Charlene y ésta mostró una sonrisa amplia cuando hizo lo mismo al príncipe.

Tras la boda la pareja se besó
Tras la boda la pareja se besó

La sudafricana parecía tener lágrimas debajo de su velo en el momento en que ocupó su lugar en el altar dentro del palacio principesco donde se efectuó la ceremonia católica. Charlene lució un traje de novia con hombros descubiertos creado por el diseñador italiano Giorgio Armani y un velo largo.

Los invitados importantes incluyeron al diseñador de Chanel, Karl Lagerfeld, el ex actor de James Bond, Roger Moore, y la ex primera dama francesa Bernadette Chirac, además de integrantes de las realezas europeas, jefes de estado, supermodelos y deportistas de clase mundial. Los invitados ingresaron por la alfombra roja en el palacio.

Miles de ciudadanos del principado aclamaban a la pareja real mientras observaban la ceremonia en pantallas gigantes instaladas afuera del palacio. La música de la boda estuvo a cargo del compositor francés Jean Michelle Jarre.

 Entre otras personalidades que  asistieron al enlace nupcial estuvieron el presidente francés Nicolas Sarzoky, la gimnasta rumana Nadia Comaneci y la soprano estadounidense Renee Fleming.

El palacio  es un castillo de la época del renacimiento italiano donde ha residido durante siglos la dinastía Grimaldi que gobierna Mónaco.

El famoso chef francés Alain Ducasse preparó la comida de varios platos para 450 invitados.

Ducasse, que al igual que varios de su categoría han adoptado la ciudadanía monegasca, es el primer chef galardonado con tres estrellas Michelin en tres ciudades distintas, que incluyen tres por su restaurante Luis XV en Mónaco.

Había informado que el menú incluiría pescado de reciente captura y verduras cultivadas en la granja de Alberto, y también está preparado un espectáculo de fuegos artificiales. A la ceremonia nupcial seguirá un espectáculo de fuegos artificiales.

Las hermanas de Alberto, las princesas Carolina y Estefanía, estuvieron entre las decenas de invitados en la ceremonia del viernes, escenificada en el salón del trono. Es un lugar suntuoso del palacio, donde el padre del príncipe, el finado Rainiero III, se casó en 1956 con la leyenda de Hollywood, Grace Kelly.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *