Llegó transbordador espacial

endeve
endeve

Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos). El transbordador espacial Endeavour aterrizó esta madrugaa, tras completar la penúltima misión del programa de lanzaderas de la NASA, de 30 años.

 

El Endeavour aterrizó por última vez en medio de la oscuridad en el mismo momento en que el Atlantis, el último transbordador que viajará al espacio, llegaba a la plataforma de lanzamiento para el gran despegue final dentro de cinco semanas.

El comandante Mark Kelly detuvo el enorme vehículo ante cientos de testigos que incluyeron a cuatro astronautas del Atlantis que volarán en julio.

La esposa de Kelly —la legisladora Gabrielle Giffords, quien se está recuperando de un balazo en la cabeza en un atentado— no estuvo presente en el aterrizaje, pues permanece en un centro de rehabilitación en Houston. Kelly dijo que la hora del aterrizaje era demasiado inconveniente para que ella hiciera otro viaje a la Florida, donde sí pudo presenciar el lanzamiento días atrás.

La próxima morada del Endeavour, el más nuevo de los transbordadores y con casi 123 millones de millas recorridos en 25 vuelos, será un museo en California. En total, ha habido 134 vuelos de la flotilla de lanzaderas espaciales.

«Su aterrizaje concluye un vibrante legado para este increíble vehículo que siempre será recordado. Bienvenido a casa, Endeavour», los saludó el Centro de Control.

«Es triste verlo aterrizar por última vez», comentó Kelly, «pero realmente deja un gran legado».

El comandante agradeció a todos quienes trabajaron en el Endeavour durante años.

Los astronautas del Endeavour —todos experimentados— desacoplaron este fin de semana el transbordador de la estación internacional en órbita a 220 millas de la Tierra. Durante su misión, instalaron allí un detector de rayos cósmicos de $2,000 millones  y una plataforma llena de repuestos, suficiente para que la estación opere en la próxima década.

El vuelo duró 16 días y completó la función asignada a la NASA en la construcción modular de la estación espacial iniciada hace más de 12 años.

Después de 19 años de vuelos, el Endeavour alojó a 170 tripulantes. Estuvo 299 días en el espacio, orbitó la Tierra 4.671 veces y recorrió un total de 122,883,151 millas.

Su viaje ,final incluyó cuatro caminatas espaciales, las últimas a cargo de la tripulación de un transbordador. Uno de los astronautas, Mike Fincke, estableció un récord estadounidense de permanencia en el espacio con 382 días.

La misión fue la primera que recibió el llamado de un Papa. Dos italianos estaban a bordo del complejo transbordador-estación espacial cuando el pontífice Benedicto XVI los saludó telefónicamente desde el Vaticano el 21 de mayo.

La NASA abandona los viajes de Tierra a la estación orbital para concentrarse en expediciones a Marte y a asteroides.

Millares de personas se congregaron en el Centro Espacial Kennedy desde horas antes de la llegada prevista de la nave espacial.

«El espectáculo es elocuente», comentó el comandante del Atlantis, Christopher Ferguson. «Vamos a considerar esta última misión como una celebración de todo lo que el transbordador espacial ha cumplido durante sus treinta años de vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *