Beyonce y Jay Z viajaron a Cuba con permiso gubernamental

beyonce
El controversial viaje a Cuba que realizaron Beyoncé y Jay-Z la semana pasada había sido aprobado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, pues se trató de un “viaje educativo”, según informaron oficiales de dicha entidad gubernamental.
Tenemos entendido que los viajeros en cuestión fueron a Cuba para realizar un intercambio educativo organizado por un grupo autorizado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) con el fin de patrocinar y organizar programas que promuevan el contacto con el pueblo cubano”, explica una carta emitida el martes por Alastair M. Fitzpayne, secretario adjunto para asuntos legislativos del Tesoro.
El documento estaba dirigido al congresista republicano por la Florida Mario Díaz-Balart, quien había pedido a la OFAC —organismo encargado de controlar el cumplimiento de las sanciones comerciales y financieras con otros países— que investigara si la pareja tenía la autorización necesaria para su estancia de cuatro días en La Habana junto con sus madres, varios asistentes y guardaespaldas.
«La industria turística en Cuba está totalmente controlada por el Estado, por lo que los dólares estadounidenses gastados en el turismo cubano alimentan directamente la maquinaría de opresión que brutalmente reprime al pueblo cubano», había aseverado Díaz-Balart en una carta.
Lo cierto es que las leyes y regulaciones de embargo de Estados Unidos prohíben los viajes turísticos a Cuba, pero permiten ciertas categorías tales como viajes humanitarios, religiosos y educacionales (también conocidos como viajes de pueblo a pueblo, y la más polémica de estas categorías). Durante su mandato, el ex presidente George W. Bush eliminó esta categoría ante quejas de que estaba siendo abusada para excursiones turísticas. Sin embargo, el presidente Barack Obama la reinstituyó como un modo de aumentar los contactos entre ambas naciones.
La agencia noticiosa Reuters reportó que el viaje, en el cual participaron 12 personas, fue organizado por la Academic Arrangements Abroad, una agencia sin fines de lucro con base en Nueva York que ha orquestado numerosas giras a Cuba para organizaciones estadounidenses, incluyendo el Museo de Arte Metropolitano.
La OFAC exige a los participantes en este tipo de viajes que tengan “un horario a tiempo completo de actividades de intercambio educativo que resulten en una interacción significativa entre los viajeros estadounidenses e individuos en Cuba”, explica la carta firmada por Fitzpayne, según informa el diario El Nuevo Herald. Pero, los viajeros también “pueden participar en actividades no educativas en su tiempo libre”.
Sin embargo, la explicación ofrecida por la OFAC no convence a algunos activistas ni representantes políticos, como es el caso dela legisladora de origen cubano Ros-Lehtinen, quien insiste a través de un comunicado que el viaje de la pareja de artistas tuvo fines turísticos.

Acerca de Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Ver todas las entradas de Margarita Brito →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *