Trabajadoras sexuales denuncian contratos falsos para prostituir jóvenes de RD

Santo Domingo.- Negocios de Europa y de algunas islas del Caribe están enviando emisarios a zonas rurales de la República Dominicana a ofertar supuestos contratos de trabajo a muchachas de escasos recursos económicos con buena presencia, a quienes luego la prostituyen en centros de diversión.

Parte de la directiva y afiliadas al MODEMU
Parte de la directiva y afiliadas al MODEMU

España, Suiza, Holanda y otras naciones del viejo continente eran los más recurrentes en esta trata de personas, pero luego de la crisis económica de Europa el destino del tráfico sexual se extendió hacia Chile, Panamá, Curazao, Guadalupe y otras islas del Caribe.

La denuncia fue expresada este jueves, durante la apertura del Octavo Congreso Nacional de las Trabajadoras Sexuales, organizado por el Movimiento de Mujeres Unidas (MODEMU), que agrupa a unas 7,500 muchachas de las aproximadamente más de 50 mil que ofrecen estos servicios en diferentes puntos del territorio nacional.
Foto 4 - Algunas de las trabajadoras sexuales que participaron en el Congreso.
El Congreso, que tuvo como lema “Soy una mujer no un objeto sexual de nadie”, se lleva a cabo en el Instituto Nacional de Formación Agracia y Social (INFAS), en la autopista 30 de mayo, kilómetro 12, y se extenderá hasta mañana viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

El evento estuvo encabezado por Marina Torres, presidenta de MODEMU; Jacqueline Montero, directora ejecutiva y actual regidora por el municipio de Haina; Carmen Lorenzo, tesorera, entre otras directivas.

Torres explicó que este año el Congreso tendrá entre sus objetivos la creación de una comisión para dar seguimiento a los casos de violencia a las trabajadoras sexuales, y que estará compuesta por psicólogos, abogados y mujeres que han sido víctimas.

MODEMU demandó que las trabajadoras sexuales sean incluidas entre los beneficios de Bono-Gas, Bono-Luz y otros programas sociales del Gobierno, así como también en la Sistema de Seguridad Social, prestaciones labores y acceso al microcrédito.

También piden programas de capacitación, formación técnica y cursos en el área laboral.

Situación actual del trabajo sexual en RD nunca revelado

Actualmente la mayoría de las mujeres que ejercen el trabajo sexual en la República Dominicana residen o provienen de sectores marginados del Gran Santo Domingo, Haina y de San Cristóbal, afirmó este martes el Movimiento de Mujeres Unidas (MODEMU), organización que las agrupa para promover sus derechos y su superación.

En este último año las casas de citas y los centros de masajes, que son atendidos en un alto porcentaje por estudiantes universitarias, fueron desplazados por los llamados drink y colmadones como los principales centros de contactos y lugares laborales de las trabajadoras sexuales.

La presidenta de MODEMU, Marina Torres, precisó que a estos últimos establecimientos acuden mayormente los hombres de clase media, los cuales ofrecen dinero a las trabajadoras sexuales a cambio de placer o favores sexuales.

La señora Torres dijo que los de escasos recursos económicos o de clase baja procuran estos servicios en la autopista 30 de Mayo, en la avenida Duarte, La Feria y entre otras zonas de Santo Domingo.

En cambio, la presidenta de MODEMU señaló que los de alto poder adquisitivo o los denominados “cuellos blanco” como destacados empresarios, políticos y hasta altos jefes militares acuden a satisfacer sus apetitos sexuales a lugares muy discretos de Boca Chica y otras localidades de la región Este.

Torres se mostró alarmada porque “muchas de sus compañeras son objetos de graves agresiones de todo tipo, no sólo por los clientes sino también por parte de agentes policiales, dueños y administradores de muchos de los establecimientos donde laboran”.

“Paradójicamente los clientes de cuello blanco son los más agresivos y peligrosos, ya que tienen muchas fantasías en sus cabezas y cuando las trabajadoras sexuales no podemos cumplir con sus requerimientos se tornan violentos y amenazantes, apoyándose en sus influencias y su posición social”, agregó la presidenta de MODEMU.

Citó además, a las patrullas policiales, cuyos agentes les quitan el dinero a las trabajadoras y le exigen tener sexo a base de chantajes.

En República Dominicana no existen políticas oficiales para ayudar a las trabajadoras sexuales a superarse, ya que en su mayoría vienen de hogares de padres divorciados, matrimonios disfuncionales, víctimas de violaciones sexuales en la niñez, de ambiente de extrema marginalidad y otros graves problemas sociales.

Sobre MODEMU

MODEMU es una institución sin fines de lucro que nace como resultado de la labor permanente de un grupo de mujeres promotoras de salud y trabajadoras sexuales en distintas ciudades del país, que se constituyó legalmente a partir de la implementación del proyecto Trabajadoras Sexuales, Salud y participación social implementado por el Centro de Orientación Integral (COIN), en el 1992.

MODEMU se dedica a luchar por el bienestar general y contra la marginalidad social, política y económica de las trabajadoras sexuales, y ha trabajado sistemáticamente en la defensa de los derechos humanos, como mujer, como ciudadana trabajadora y en la prevención de las infecciones de transmisión social (ITS) y VIH/SIDA.

Esta entidad además, promueve la autogestión y nuevas alternativas de vida y trabajo de más de 7,500 afiliadas organizadas, de las cuales hay 750 carnetizadas, con varios comités internos de mujeres que ofrecen apoyo en varias índoles.

Esta institución promueve la defensa de los derechos humanos y el desarrollo integral de las trabajadoras sexuales, así como la implementación de programas, planes y proyectos de desarrollos de alta calidad, con una estructura operativa y funcional, un personal capacitado, motivado, y comprometido con la misión de MODEMU.

Foto 1:
Bignatisiz Vásquez, Asunción Moreta, Jacqueline Montero y Yanet López.

Acerca de Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Ver todas las entradas de Margarita Brito →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *