Lun. Ago 15th, 2022
Alexandra Izquierdo

Alexandra Izquierdo
Alexandra Izquierdo
Santo Domingo.- Alexandra Izquierdo, directora general del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria), abogó este lunes por la aplicación de una política industrial orientada a fortalecer la apertura comercial, con el objetivo fundamental de elevar los niveles de exportaciones, que en los últimos años han sido significativamente inferior a las importaciones.
La funcionaria pública estima que esas medidas deben ir enfocadas a relanzar “los motores externo e interno” lo que hará posible que la República Dominicana registre un crecimiento sostenido de su PIB anual.
Expresó que el sector exportador puede constituirse en una columna vital de la economía dominicana, “si aprovechamos al máximo los acuerdos de libre comercio”; sin embargo, Izquierdo apunta que en el mercado interno hay grandes pendientes en sectores productivos claves que han originado un nivel bajo de productividad y de competitividad.
“Se hace necesario para lograr esas metas, que se defina una estrategia de crecimiento económico que contemple el fortalecimiento de algunos puntos para elevar la productividad, como: el impulso a la innovación y tecnología; una política de seguridad social para romper con la informalidad; acceso a crédito; mayor competencia; reformas a la educación, y aprovechar todas las oportunidades de comercio exterior”, subraya.
Explica que desde los años 90s, la economía dominicana inició al proceso de apertura, dejando atrás años de estar cerrada frente al comercio internacional, sin embargo, este proceso se da con condiciones disímiles para los sectores productivos lo que se refleja en el crecimiento de las importaciones frente a las exportaciones nacionales.
“Necesariamente, para que nos convirtamos en una economía de vocación exportadora, tenemos que hacerle frente al problema energético y continuar simplificando las facilidades para el acceso a créditos”, manifestó Izquierdo.
En otro orden, la directora general de Proindustria considera de alta importancia en esta etapa de crisis económica, el que se incentive el surgimiento de pequeños negocios creados por emprendedores, ya que esto juego un papel trascendental en el restablecimiento de la economía. “Indudablemente, que la crisis económica es un buen momento para comenzar negocios”, apostilló Izquierdo.
Se refirió a las estadísticas de la Organización de Cooperación Económica y Desarrollo (OECD) que evidencian que en casi la totalidad de las naciones del mundo las pequeñas y medianas empresas representan aproximadamente el 95% del total de sus empresas.
Además, recordó que durante el pasado Foro Económico Mundial, con sede en Davos, se llegó a la conclusión de que las pequeñas empresas son la solución para los países en crisis y en vía de desarrollo, pues estas generan competitividad, además de empleo, que conlleva a la obtención de ganancias para los países.
“Hay que reconocer que las estadísticas sobre el desarrollo de las nuevas industrias no son del todo halagüeñas, pero hay que tomar la palabras a los especialistas en economía que siguen alentando a la creatividad e imaginación que dan como resultado empresas exitosas”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.