Vie. Oct 7th, 2022

La Orquesta Sinfónica Juan Pablo Duarte presentó, en la Sala Juan Francisco García del Conservatorio Nacional de Música, un concierto muy especial en el que tanto su director, el maestro Dante Cucurullo, como todos sus integrantes estaban vestidos de payasos.

Se trató de “Un concierto de Payasos”, dedicado a la asociación que agrupa a este gremio de pintorescos actores.  Mirtha Olivares, Encargada de Creatividad y Participación Popular del Ministerio de Cultura y María Irene Blanco, directora del Conservatorio, disfrutaron el espectáculo en primera fila.

Blanco, vestida de payaso, pronunció unas palabras de presentación y dio gracias a los presentes “por acompañarnos esta noche, gracias a la Asociación de Payasos Dominicanos, a quienes está dedicado este concierto. Gracias a lo que hacen cada día, gracias por llevar alegría, aunque su corazón este partido en mil pedazos, gracias a cada uno de ustedes porque de seguro durante nuestras vidas hemos tenido, en alguno momento, que ser payasos”.

Las piezas fueron “Obertura La italiana en Argel, y Dueto Buffo, Due Di Gatti, de G. Rossini. Participaron Magdieli Payán (soprano) y Enmanuel Vargas Victoria (tenor).

 

Otras obras disfrutadas por los asistentes fueron Los Pianistas, Carnaval de Animales, de C. Saint-Saens, con la participación los pianistas Hari Solano e Irvin Paniagua. Además, se tocó Czardas de V. Montti con el violinista Eric Dalmau, y Los Trompeteros de L. Anderson. Participaron los trompetistas Samuel Ureña, Ariel Vidal y Jairo Lugo.

Previo al inicio del concierto, el público se divirtió con las ocurrencias de un payaso que intentaba dirigir la orquesta usando rastrillos y palos como batuta, lo que provocó risas de los asistentes.

Muchos de los padres de los alumnos del conservatorio empleados y profesores acudieron al evento vestidos de payasos, en apoyo a la actividad.

 

Público

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.