Sáb. Oct 23rd, 2021
Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez

El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez   no cree que el sector empresarial sea quien lleve la “peor parte” dentro de la propuesta de reforma fiscal hecha por el Gobierno y señaló que ahora se impone que todos se “aprieten los cinturones”  empezando por  los funcionarios  públicos que controlen el gasto, que haya  ahorro y eviten  el dispendio.

Dijo que indudablemente la reforma planteada crea una situación difícil, pero que dada la realidad económica en que se encuentra el país, el Gobierno no tuvo otra opción. En tal sentido recomienda que “al mal tiempo se le ponga buena cara” y que todos aporten su cuota de sacrificio.

Señaló que no se puede negar que para el pueblo hay una cuota de sacrificio bastante grande, pero dijo confiar en lo dicho por el presidente Danilo Medina de que en dos  años haya un equilibrio.

El arzobispo de Santo Domingo habló asi, previo a inicio una eucaristía de clausura del XXX Encuentro Nacional de Pastoral celebrado con la participación de obispos, sacerdotes y diáconos en la sede de la Escuela de Evangelización Juan Pablo II, ubicada en la avenida Jacobo Majluta, que fue dedicado este año al quincuagésimo aniversario de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

“Es una realidad difícil, muy difícil, es grave la situación indiscutiblemente, pero aquí no hay más remedio que a mal tiempo buena cara, o sea, que hay que poner todo el esfuerzo posible, creer en que podemos seguir adelante, el Presidente ha anunciado  que espera que en un par de años las cosas más o me nos se equilibren”, señaló el cardenal López Rodríguez al preguntarse en torno a la propuesta de reforma anunciado por el Gobierno que gravaría a unos 259 bienes alimenticios.

Dijo que no se puede negar que es una situación muy difícil para la República Dominicana y señaló que se heredó una situación que al parecer no se esperaba encontrar, por lo que ahora lo que hace falta es que todos nos pongamos a trabajar.

En torno al impuesto a los alimentos, dijo que cree que el Presidente de la República no tiene muchas opciones porque hay una situación económica extremadamente grave y por consiguiente no hay más remedio de ver como buscar solución.

Agregó que el presidente Medina ha sido bastante explícito, claro y trasparente, por lo que no sabe que podrá hacer el Congreso Nacional al respecto. “El nos explicó a los obispos la situación y realmente no hay muchas opciones”.

Señaló que aunque entiende que el mundo empresarial también será afectado, pero que  no es el que lleve la peor parte.

Actividad Instituto Pastoral

El encuentro encabezado por el cardenal López Rodríguez y coordinado por el Instituto Nacional de Pastoral, tuvo por objetivo  la evaluación de la marcha del Plan Nacional de Pastoral de la iglesia, descubrir los grandes desafíos pastorales y realizar la programación para el año 2013.

Para el próximo año se acordó que el plan pastoral estará dirigido a la valoración de la fraternidad en la comunidad humana y eclesial y tendrá como lema: “Con fe y fraternidad, construimos la comunidad”.

En la clausura estuvieron presente el arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y los obispos Rafael Felipe, de Barahona; Freddy Bretón, de Baní; Gregorio Nicanor Peña, de La Altagracia; Francisco Osoria Acosta, de San Pedro de Macorís y los auxiliares Víctor Masalles y Pablo Cedano, entre otros.

 

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *