Lun. Ago 15th, 2022
Actividades de formación musical del Conservatorio Nacional de Música

Actividades de formación musical del Conservatorio Nacional de Música
Actividades de formación musical del Conservatorio Nacional de Música
Santo Domingo.- Ubicado en el mismo centro de la ciudad, en lo que antes fue un zoológico y parque de diversiones, hoy es la más importante casa de enseñanza musical de la República Dominicana, donde 350 jóvenes se preparan para ser músicos.
Ha sido la escuela por donde han desfilado quienes son hoy las grandes figuras de la música. Alumnos de la taya de Juan Luis Guerra, Ramón Orlando, Michael Camilo, José Antonio Molina y Dante Cucurullo ocuparon, alguna vez, las butacas del Conservatorio Nacional de Música (CNM).
En agosto pasado, como ha sido tradición desde hace 70 años, abrió sus puertas a las nuevas generaciones que aspiran seguir los pasos de los gigantes ya mencionados. Esta labor docente la realiza un grupo de valiosos profesores, quienes, a través de un intenso programa de actividades, curriculares y extracurriculares, fomentan esta importante manifestación de la cultura.
La música, en términos biológicos, ayuda a estimular la liberación de dopamina en el cerebro, tal como lo haría comer un manjar u oler un aroma agradable. “Como dice Aldous Huxley en su famosa frase: “la música expresa lo inexpresable”, esta se convierte en el medio de expresión de los pueblos como símbolo de libertad, estando presente en cada momento de la vida del ser humano, en sus expresiones cotidianas. Por tanto, la música es inherente al desarrollo de cada nación”, expresa María Irene Blanco, directora del CNM, que ve la música como una necesidad nacional.
Si caminara por los pasillos del Conservatorio, vería a los niños y jóvenes sentados en los asientos y los pisos, practicando con sus instrumentos, repasando las partituras y compartiendo en un ambiente de alegría y paz.
De acuerdo a un reporte del Departamento de Comunicaciones del Ministerio de Cultura, en la actualidad el CNM acoge a 350 alumnos, que esperan convertir su pasión en una forma de vida rentable. Lamentablemente, debido a que los profesores no alcanzan para la cantidad de estudiantes y cada clase de instrumento se imparte de manera individual, hay una lista de 60 jóvenes esperando ingresar al CNM. El nuevo Ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, ha prometido para los próximos años ampliar la cobertura de este y otros centros para que acojan mayor número de estudiantes.
Blanco espera que los padres valoren la importancia de la educación musical en sus hijos, ya que “todo niño debe tener acceso al estudio de la música como parte de su formación integral. Es sabido que la música influye en el desarrollo psicomotriz, dotándolos de herramientas que les ayudarán durante toda su etapa adulta. Siempre será beneficioso que los niños estudien música, los padres no deben lamentarse que fueron años perdidos si el niño decide no continuar los estudios musicales, pues estos años de contacto con la música ya habrán sembrado en él su capacidad de expresión, el desarrollo de su personalidad, la disciplina, su capacidad auditiva, y su sensibilidad hacia el mundo que lo rodea”.
Los cursos más solicitados son: guitarra, canto, batería, saxofón, clarinete, violín, flauta y piano. Impartidos por un grupo de preparados profesionales en su área, distribuidos en los departamentos de Música Popular y Clásica. “Son muchos los estudiantes del CNM que anualmente son beneficiados con numerosas becas de universidades extranjeras por la preparación que tienen, y hasta ahora, ninguno ha tenido problemas para ingresar a ningún centro musical extranjero, siendo esto una muestra de la calidad de la enseñanza del CNM”, afirmó, con orgullo, Blanco.
Otra de las cosas que la llenan de felicidad es: “ver la cantidad de jóvenes interesados en estudiar música como carrera, y observar la ilusión en sus rostros de poder empezar su sueño de estudios musicales en el Conservatorio. Sin embargo, me entristece y me llena de preocupación la cantidad que queda fuera por no tener los recursos humanos suficientes para poderlos atender a todos”. En estos momentos el Conservatorio está necesitando con urgencia 2 fagotes, 4 cornos, un arpa, un saxofón barítono y una tuba en C, para poder realizar los sueños de sus alumnos.
La solicitud de examen de admisión se hace del 1 al 15 de agosto de cada año. Al Conservatorio pueden ingresar niños y jóvenes entre 12 a 18 años de edad, la educación es gratuita, pero cada alumno debe traer su propio instrumento, salvo los de bajos recursos económicos que se les asignan. Los horarios son de lunes a viernes, de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde y de 2:00 de la tarde a 8:00 de la noche. El número de teléfono es: 809-689-4642.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.