Mié. Oct 5th, 2022

Washington

En la recta final, a solo un mes de las elecciones,  el presidente de Estados Unidos y candidato demócrata Barack Obama, y el aspirante republicano Mitt Romney  están muy próximos en las encuestas. Los sufragios son  el próximo 6 de noviembre.

Este fin de semana, tras el primer debate presidencial, el aspirante republicano, Mitt Romney, participa en diversos actos de campaña en Florida, uno de los estados claves para estas elecciones que según las encuestas todavía no se ha definido.

Por su parte el presidente Barack Obama tomó un descanso tras conocerse el viernes que el desempleo bajó en septiembre al 7,8 % un dato que el mandatario consideró un respaldo a sus políticas económicas y que le puede dar un impulso.

Es la primera vez desde enero de 2009, que el Gobierno de Obama tiene una tasa por debajo del 8 % y aunque los 114.000 empleos creados no son suficientes para consolidar la recuperación, el hecho de bajar la barrera psicológica numérica le garantizará réditos.

Las aspiraciones de Obama sumaron hoy otro buen dato al conocerse que durante el mes de septiembre recaudó 181 millones de dólares, con aportaciones de 1,82 millones de personas, de las cuales «567.000 lo hicieron por primera vez», según el director de la campaña, Jim Messina, en un correo electrónico.

Esto significa que la campaña electoral se está moviendo a toda máquina y los simpatizantes demócratas y republicanos se movilizarán hasta el último día para lograr que su candidato llegue a la Casa Blanca en las elecciones del próximo 6 de noviembre.

Los datos de recaudación de Romney correspondientes a septiembre no se han publicado todavía, pero su campaña asegura que ha tenido un alto ritmo y en agosto logró 111 millones de dólares.

La carrera continúa ajustada y si bien Obama tuvo esta semana datos positivos, Romney también, tras moverse con soltura en el primer debate presidencial en que el que, según coincidieron en señalar los expertos y los medios, el presidente pareció no sentirse cómodo y no supo transmitir con claridad sus ideas.

La consultora Rasmussen realizó encuestas en Ohio, Virginia u Florida, tres de los estados decisivos, en los que en unos ajustados resultados Romney aventaja a Obama en dos, una diferencia frente al mes pasado en el que el presidente lideraba las encuestas en los tres.

Romney lidera en Virginia con un 49 %, frente a un 48 % del mandatario; y en Florida adelanta a Obama con un 49 %, frente a un 47 por ciento, según sondeos separados realizados a una muestra de 500 personas en cada estado.

Mientras que en Ohio, Obama continúa en cabeza con un 50 % del apoyo frente al 49 % que obtuvo Romney.

Los expertos advierten que las tendencias de las encuestas pueden tener una reacción sensible a los eventos y que los partidarios de un candidato en particular puede ser más entusiastas después de haber recibido una percepción positiva de un evento.

Lo que está claro es que Romney tendrá que aprovechar ese momento para transformar los halagos en votos y mantenerse alerta en el próximo debate que se celebrará el 16 de octubre en Nueva York.

Obama tendrá que desplegar su destreza oratoria a la que tiene acostumbrado a su público en este segundo encuentro, en el que los ciudadanos podrán preguntar a los candidatos sobre asuntos de política nacional e internacional.

El presidente retomará el domingo su agenda y viajará a Los Ángeles, donde participará en un concierto para recaudar fondos en el Teatro Nokia en el que actuarán, entre otros, Steve Wonder, Jon Bon Jovi, Katy Perry, Jennifer Hudson y Earth, Wind & Fir.

Obama pasará la noche en Los Ángeles y el lunes viajará a Keene, para inaugurar el Monumento Nacional en honor al activista de los derechos civiles el hispano César E. Chávez.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.