Vie. Oct 7th, 2022

MADRID (yahoo.es) .- Hoy hace 30 años, exactamente el 19 de septiembre de 1982 a las 11:44 horas, el estadounidense Scott E. Fahlman revolucionó las comunicaciones electrónicas con la creación del primer emoticono, el ‘smiley’.

Este profesor de ciencias de la computación buscaba una manera de diferenciar los comentarios humorísticos de los serios entre sus colegas y propuso dos combinaciones de caracteres que acompañaran a frases en broma o serias, «:-)» y «:-(«, respectivamente.

Fahlman tuvo esta idea cuando se comunicaba con sus compañeros de la comunidad de Ciencias de la Computación en la Universidad Carnegie Mellon a través de unos boletines online, que ya por aquél entonces eran un «importante mecanismo social» en el departamento, cuenta en la web del centro.

«Dada (Milan: DA.MI – noticias) la naturaleza de comunidad» de estos mensajes, explica, «una buena cantidad de los mensajes eran humorísticos (o trataban de serlo). El problema era que si alguien hacía un comentario sarcástico, algunos lectores fallaban a la hora de pillar la broma y se creaba una gran cadena de respuestas».

Este fallo de entendimiento provocaba que los mensajes confusos se siguieran repitiendo y «pronto el tema original de la discusión se enterraba en el olvido», indica Fahlman. «En más de una ocasión, una afirmación humorística fue interpretada por algunos como una advertencia de seguridad seria», recuerda.

«UNA SOLUCIÓN ELEGANTE»

Debido a estos problemas, el informático pensó que recurrir a una combinación corta de caracteres que expresaran una intención podría ser una gran herramienta de comunicación en el mundo cibernético. «Pensé que sería una solución elegante -una que pudiera ser manejada por los ordenadores basados en ASII de aquella época-«, indica.

Su ocurrencia se convirtió en un éxito inmediato y hoy en día los emoticonos son extremadamente populares. Su extendido uso se debe a que ayudan a expresar sentimientos ocupando un espacio mínimo y en muchas ocasiones describen el tono de una frase escrita.

Tal es así, que los primeros emoticonos evolucionaron hace unos años a imágenes más sofisticadas e incluso animadas. El programa que consiguió popularizarlas en este sentido fue el MSN Messenger de Microsoft (NasdaqGS: MSFT – noticias) , que fue incorporando versiones cada vez más ricas. Ahora, este sistema está presente en chats tan populares como el de la red social Facebook.

Pero por supuesto, los emoticonos dieron el salto del ordenador al teléfono móvil cuando estos dispositivos se fueron haciendo populares, dentro de los mensajes de texto cortos o SMS, en sus siglas en inglés. En este sistema de mensajería, el uso de los ‘smileys’ se mantiene tal cual a como lo ideó Fahlman, aunque existen cientos de variantes.

No obstante, con la llegada de aplicaciones de mensajería a través de Internet a los teléfonos gracias a los ‘smartphones’, los emoticonos han vivido una nueva evolución, similar a la que experimentaron en los ordenadores. WhatsApp fue el culpable de que se extendiera por todo el mundo el popular sistema de emoticonos japonés Emoji, un sistema de emoticonos que literalmente significa «imagen» + «letra».

Hay algunos símbolos en el lenguaje Emoji que directamente carecen de sentido en occidente, pero eso no ha impedido que se extienda a todos los móviles y sea usado a diario por millones de personas. Podríamos decir que la famosa mierda -con perdón- con ojos va camino de convertirse en un icono popular para toda una generación.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.