Radioterapia eleva efectividad contra cáncer de mama

Dr. Jorge Chiozza,

Dr. Jorge Chiozza,
Dr. Jorge Chiozza,
Santo Domingo.- El tratamiento de radioterapia de intensidad modulada (IMRT) en el cáncer de mama, eleva de un 43 a un 93 por ciento su efectividad, lo que hace que el tratamiento sea ideal para las pacientes, según el médico argentino Jorge Chiozza.
En nuestro país los tratamientos pueden ser aplicados en sesiones diarias de 15 a 20 minutos, en el Centro de Radioterapia Integral (Radonic) durante un período entre 6 y 8 semanas, dependiendo del paciente y del tumor a tratar.
La IMRT al ser un tratamiento indoloro permite continuar el estilo de vida normal con la finalidad de no romper su rutina por causa del tratamiento, según el especialista argentino.
El doctor Jorge Chiozza dijo que al no ser tóxica la radioterapia para los pulmones ni para el corazón, puede ser bien combinada con la quimioterapia en la aplicación del paciente.
“Para la aplicación de esta técnica no sólo se realiza una conformación del blanco de la terapia sino también que podemos modular la intensidad ósea en la “fuerza” del haz de rayos X”.
“Además gracias a que la terapia es más localizada, podemos aumentar la dosis de radiación, lo que se traduce en un aumento de la probabilidad de cura”, sostuvo el especialista.
Si bien la tendencia actual en oncología pasa por los tratamientos multimodales, basados en la combinación de las diferentes alternativas de tratamiento (radioterapia, cirugía, quimioterapia u otras), la cual es decidida por cada equipo de tratamiento y en función de cada paciente, existen circunstancias en que sólo se usa radioterapia, advierte el médico
En algunos tipos de cáncer la radiación se convierte en la única alternativa posible o efectiva.
La intensión de la radioterapia es atacar directamente los órganos afectados, elevando el nivel de curabilidad al tiempo que protege los órganos circundantes gracias a su alta precisión.
Igualmente permite variar a voluntad la cantidad de radiación entregada en cada punto de la zona irradiada (intensidad variable). De este modo pueden abordarse patologías no susceptibles de ser tratadas con otras tecnologías, como los tumores que envuelven órganos críticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *