Omega vuelve ´´meter la pata´´

Lidia Mora

La periodista Gelena Solano,  de la cadena Univision, se querelló ante el Ministerio Público contra el merenguero de calle Omega, quien agredió el pasado martes a su camarografo, quien cubría las incidencias de la Alfombra  de Roja de los Premios Casandra.

El incidente ocurrió cuando el camarografo de la mencionada cadena internacional  grababa  el momento en que  el artista   se retiraba de la premiación en un taxi, luego de  haber llegado en una jeepeta.

Gelena Solano, periodista del Programa Primer Impacto, quien ésta mañana visitó al el jefe de la policía el Mayor General José Armando Polanco Gómez, para hablar sobre el incidente, dijo  que  Omega  no ha dado la cara personalmente y que solo habló  con un medio local.

Según las declaraciones dadas por el reportero gráfico a los medios  el interprete de “Chambonea” se mole junto a su equipo de seguridad  arremetieron contra él  rompiéndole la cámara y llevándose el disco duro de la misma,  en el cual contiene además entrevistas con los candidatos a la presidencia dominicana Hipolito Mejía  y Danilo Medina.

Omega también agredió fisicamente,  le quitó  el  celular  le sacó el  chip y le dio seis mil pesos para que se comprará otro.  Ambos agredidos   señalan  que Omega le dio ocho mil pesos  a  unos agentes del orden que estuvieron presente y que esto se retiraron del lugar sin detener al merenguero.

 

Sin que se necesiten muchos análisis para concluir, no cabe la menor duda de que el amigo Vakeró ganó el premio a la ridiculez de la noche.

Con una “pinta” que incluso estaba muy por debajo de su manera habitual de vestir, el intérprete de “Qué mujer tan chula”,  se paseó por al alfombra en suéter manga corta, con pantalones bermudas y tenis rojos, dejando ver sus tatuajes en los brazos y con un aire desenfadado (como el que no sabe que metió la pata). Caminando tan suelto como en el patio de su casa, hasta se sentó como quien se decide a “tomar el sol”.

“Así soy, no me gusta mentir”, dijo cuando le cuestionaron su desacertado “look”, abundando que así era él y decidió ir asi para mostrarse tal y como es ante su público.

Esta sigue siendo año por año la excusa de unos pocos que quieren llamar la atención rompiendo las reglas establecidas, para sobresalir. Si usted tiene ganas de ser como es, y estar cómodo, lo mejor es quedarse en su casa.

“El que tira el dado come”

Tres chicos con la cabeza entre dados recordaban este concurso, lo cierto es que hasta el momento muchos se preguntan que buscaban y quiénes eran. ¿Habrán cumplido su objetivo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *