Para envejecer con vigor: combata la sarcopenia

Ejercicios de musculación son favorable para prevenir la sarcopenia
Ejercicios de musculación son favorable para prevenir la sarcopenia
Santo Domingo.- La pérdida de la masa muscular, conocida como sarcopenia, está cobrando cada día más atención dentro de la clase médica, como foco de atención para la preservación de la salud general en la tercera edad y la prevención en las edades tempranas.
Pese a que en estas últimas décadas, la clase médica se ha volcado a la investigación del diagnóstico, prevención y tratamiento de la osteoporosis (pérdida de la masa ósea, es decir, cantidad de hueso en el organismo), los estudios de la sarcopenia han venido profundizándose dado que la osteoporosis no es causa; sino que en gran medida es una consecuencia de la pérdida de la masa muscular.
Togarma Rodríguez Aquino, quien es médico rehabilitadora, afirma que normalmente desde nuestro nacimiento ganamos masa muscular, alcanzando un pico alrededor de los 30 años, luego de los cuales comenzamos a decaer, provocando una disminución en la fuerza muscular que se acentúa al llegar a los 50 años; y progresa más allá de los 80, pero que mediante el ejercicio podemos recuperar y mantener.
Expresa que si la sarcopenia no se trata a tiempo, las personas –y con mayor frecuencia las mujeres- presentan dificultades para subir las escaleras, subir y bajarse del carro, para levantar objetos y levantarse de la silla; y hasta para acostarse en la cama.
En torno al manejo de la masa muscular se cometen frecuentemente dos errores:
1.- Usar el peso corporal total como indicador de salud y no el peso corporal fraccionado, es decir, determinando qué por ciento de nuestro peso corresponde a grasa, cuánto corresponde a músculo, cuánto corresponde a hueso, cuánto al peso de los órganos, para así poder tener un real control de nuestra salud.
2.- Considerar que el ejercicio aeróbico contribuye a la formación de músculo, pues a la luz de nuevas investigaciones realizadas se ha demostrado que las caminatas, la natación, la bicicleta si son ejercicios muy buenos para el condicionamiento cardiovascular, pues no alcanzan a estimular la biosíntesis de proteínas, requisito indispensable para la formación de masa muscular, la cual solo se puede lograr con el ejercicio contra resistencia, pues aun pasado los 80 años, este ejercicio genera ganancia muscular y con ello todas sus ventajas.
El músculo, no es solo parte del sistema locomotor, que nos permite trasladarnos de un lado a otro, y realizar las actividades del diario vivir; es también una fuente de control metabólico (conversión de la energía que contienen los alimentos que ingerimos, en energía aprovechable para realizar las funciones de nuestro cuerpo). Siendo así, la disminución de la masa muscular (cantidad de músculo en el cuerpo), produce una cascada que inicia con el aumento en la cantidad de grasa corporal, el aumento de resistencia a la insulina, disminución de la tolerancia a la glucosa, a lo que a su vez se suma una disminución de la masa ósea (osteoporosis).
Mantener una buena masa muscular, mediante el ejercicio resistido estimula la producción de hueso evitando la osteoporosis, disminuye las grasas del cuerpo, mejora el consumo de la glucosa y la resistencia a la insulina evitando la diabetes y las enfermedades coronarias, mejora el equilibrio disminuyendo el riesgo de caídas, genera vigor, salud y mayor sensación de bienestar sin importar la edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *