DGII exonera impuestos sector agropecuario

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) anunció la extensión para todo el ejercicio fiscal 2012 de las medidas relativas a las exenciones del pago de anticipos del Impuesto Sobre la Renta (ISR), del pago del Impuesto sobre Activos y de Retención de Impuesto Sobre la Renta sobre los pagos realizados por el Estado para el sector agropecuario.

La medida está contenida en la norma general 01-2012 emitida por la DGII y que entra en vigencia a partir de hoy martes 21 de febrero.

La exención que favorece al sector agropecuario comenzó a aplicarse en 2008 para apoyar a los productores agrícolas y pecuarios que sufrieron grandes pérdidas por los daños ocasionados por las tormentas Olga y Noel.

El ministro de Agricultura, Salvador Jiménez, al valorar la noticia, dijo que beneficia de manera positiva la agropecuaria porque los productores dispondrán de mayor liquidez.

Miguel de Moya, presidente de la Asociación Dominicana de Factorías de Arroz (Adofa), agradeció la medida y dijo que la misma les transmite una gran tranquilidad a todos los productores, y “nos llena de júbilo”.

Para el ministro de Agricultura, esta es una muestra de que para el presidente Fernández la agropecuaria no es de interés fiscal en su Gobierno.

Indicó que el mandatario ha tenido siempre una gran sensibilidad con el sector, y que por eso en los últimos años, sólo con las medidas de exenciones fiscales ha significado un aporte de más de 40 mil millones de pesos que los productores no han tenido que pagar en impuestos.

El presidente de Adofa dijo que los productores agradecen que se ratifique la posición de apoyo del Gobierno como han sido las medidas que se han tomado en favor del sector arrocero.

El Gobierno extendió las medidas de protección al sector prorrogando exenciones fiscales establecidas por una norma de Impuestos Internos.

Desde el 2008 Impuestos Internos estableció exenciones especiales que generaron un alivio en el sector agropecuario que en esa oportunidad se vio afectado por pérdidas cuantificables dejadas por las tormentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *