Manny Ramírez podría ir a prisión

Manny
Manny Ramírez

Florida, EE.UU. — Manny Ramírez, uno de los más temidos toleteros de la década pasada que se retiró del béisbol de Grandes Ligas en medio de un escándalo por uso de sustancias prohibidas, ahora enfrenta cargos criminales tras ser acusado de golpear a su esposa durante una discusión.
El dominicano de 39 años podría ser sentenciado a un año de prisión si es hallado culpable del delito menos grave de violencia doméstica. El martes salió libre al pagar una fianza de 2.500 dólares luego de pasar la noche tras la rejas en la prisión del condado de Broward.
«No, gracias», respondió el retirado pelotero cuando le pidieron un comentario a su salida de la cárcel. «Veamos, ¿dónde está mi familia?».
Ramírez subió a una camioneta Cadillac conducida por su hermana y abandonó el lugar. Unos minutos antes, la oficina del alguacil de Broward divulgó la grabación de la llamada que Juliana Ramírez hizo al sistema de emergencia 911 desde su casa en Weston, un suburbio de Ft. Lauderdale.
«Mi marido me acaba de pegar», dijo tranquilamente Juliana Ramírez.
Cuando el operador le preguntó en qué lugar le pegó, Juliana contestó, «en la cara y la cabeza, en la cama. Tengo un chichón en la cabeza».
El operado le preguntó a Juliana si tenía una habitación segura para alejarse de su esposo.
«Ya no está haciendo nada porque sabe que estoy llamando a la policía», señaló la mujer. Luego, Juliana le dijo a los oficiales de la policía que llamó al 911 porque temía que la situación empeorara.
En una breve comparecencia en el tribunal, el juez John Hurley prohibió a Ramírez acercarse a su esposa brasileña. Un abogado que acudió a la audiencia no respondió de inmediato a un correo electrónico solicitando un comentario.
Las autoridades señalaron que Ramírez negó haberle pegado a su esposa.
Ramírez fue recibido por varios familiares cuando abandonó la prisión justo antes del mediodía.
Una mujer, que se identificó como su hermana, habló brevemente.
«Es mi hermano y lo amamos pase lo que pase. Es un tipo increíble y lo amamos», dijo la mujer, quien no dio su nombre, antes de subir la ventana del vehículo.
Ramírez se retiró de Grandes Ligas en abril, cuando jugaba con los Rays de Tampa Bay, para no cumplir con una suspensión de 100 partidos tras arrojar positivo a sustancias prohibidas por segunda ocasión.
Ramírez cumplió otra suspensión de 50 partidos en 2009 cuando jugaba con los Dodgers de Los Angeles.
El jardinero fue uno de los grandes toleteros de su época. En 2004 fue elegido como el jugador más valioso de la Serie Mundial al ayudar a los Medias Rojas de Boston a conquistar su primera corona en 86 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *