Lago Enriquillo provoca graves inundaciones en Jimaní

Las aguas del lago Enriquillo han causado estragos en Jimaní y Tamayo
Las aguas del lago Enriquillo han causado estragos en Jimaní y Tamayo

Jimaní. El lago Enriquillo continua provocando una dificil situación en la zona con la crecida de sus aguas, que tras el paso de la tormenta Emily han hecho  colapsar cerca de cinco kilómetros de la carretera  Neiba–Jimaní, inundando  miles de tareas, ocasionando que más de dos mil campesinos tuvieran que abandonar predios y hogares, para salvar sus vidas.

El tramo carretero entre  Boca de Cachón y Jimaní, inundado, dejó incomunicadas 12 pequeñas poblaciones, cuyos habitantes se dedican a la ganadería y al cultivo de frutos menores.

Los últimos estudios sobre el problema indican que  una superficie de 28 kilómetros de terreno alrededor del lago están innundadas y que  340,000 tareas con vocación productiva agrícola y ganadera están bajo agua.

Más de 2,400 familias perdieron sus medios de subsistencia y permanecen sin la asistencia de las autoridades.

Las oficinas de Aduanas, Migración y el Centro de Exportaciones e Importaciones de esta ciudad quedaron sepultadas bajo las aguas de Azuei, que nace en la comunidad de Malpase, Haití, pero que se ha ensanchado 3 kilómetros en el territorio dominicano.

También, fueron desalojadas las oficinas del gobierno haitiano en Malpase y los almacenes que utilizan los haitianos que viajan al territorio dominicano a comprar mercancías variadas.

En esa zona, los haitianos dejaron abandonados vehículos, furgones y tarantines que usaban para exhibir sus mercancías.

La crecida del lago Azuei obligó a las autoridades dominicanas a vaciar un metro de caliche en la carretera para detener un poco el cruce de sus aguas hacia este territorio.

Los agricultores  de la zona dicen que están desesperados, porque han perdido sus tierras y sus animales, que eran el sostén de sus familias. Sin embargo,  están esperanzados en que el presidente Leonel Fernández, durante su visita a la zona, plantee medidas que los ayuden a enfrentar el problema y recordaron que desde hace más de dos años están reclamando al jefe del Estado una solución a sus problema.

Expresaron que, en un primer viaje, el jefe del Estado les prometió que crearía una comisión que buscara las razones de las inundaciones y alternativas para los productores agropecuarios.

La crecida del lago Enriquillo afecta, también, las poblaciones de Duvergé, Postrer Río, Los Ríos, Las Clavellinas y La Descubierta.

Presidente visitará la zona

El presidente Leonel Fernández visitará la próxima semana la zona del suroeste para percatarse de primera mano de los daños causados por el lago Enriquillo a los moradores de los municipios de Jimaní, Boca Cachón, Duvergé y otras comunidades de sus alrededores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *