Accidentes cerebro-vasculares en jóvenes es preocupante

derrame

En  República Dominicana es alarmante el número de jóvenes en edades de 20 a 28 años que sufren accidentes cerebro-vasculaes, unos 1,540 al mes, con el agravante de  que no tienen en su contra  factores  tradicionales  de riesgo, lo que lleva a los especialistas a asociarlos al uso y abuso de estimulantes sexuales.

La revelación la hizo  el neurocirujano Luis Eduardo Suazo, director de la Unidad de Neurociencia del Centro de Medicina Avanzada (Cedimat),  entrevistado durante el desarrollo de la IX Jornada Médico Científica doctor Juan Manuel Taveras, que concluyó este sábado por un matutino local.

El especialista, que expuso sobre el , dijo que el incremento de las enfermedades cerebro vascular preocupa entre los médicos dada su incidencia, ya que ocupa el primer lugar dentro de las causas de invalidez y ha superado el cáncer como causa de muerte. Agregó  que lo que más les llama la atención en el país es el caso de jóvenes que no son obesos, no fuman, consumen alcohol ocasionalmente y sin historia de hipertensión, pero  que tienen en común el uso de estimulantes sexuales.

Suazo, director de Neurociencia de Cedimat, explicó que médicos de Cedimat están realizando un estudio sobre los casos de infartos cerebrales en jóvenes para tener datos más acabados sobre la problemática de los accidentes cerebro vasculares y los estimulantes sexuales.

Recordó que los factores de riesgos de los infartos cerebrales están asociadas a hipertensión, diabetes, fumar, consumo de drogas y que ocurre mayormente en personas entre los 43 y 78 años, en especial entre los 63 y 75 años, en igual proporción en hombres y mujeres.

El especialista explicó que el infarto cerebral ocurre de manera súbita, no causa un dolor fuerte, pero la persona empieza a sentirse raro, como perder fuerza, cuando intenta agarrar algo se le cae, no coordina bien los movimientos, la lengua empieza a sentirse pesada y con habla estropajosa, sentir calambre en una pierna o brazo, entre otras manifestaciones, lo que es el momento de acudir inmediatamente al médico.

Subrayó que las primeras seis a siete horas de iniciar el infarto cerebral son vitales para garantizar la recuperación del paciente, ya que con el método de revascularización de arterias celebrales infartadas, el cual es realizado en Cedimat, se puede destruir ese coagulo a través del proceso de embolización, que consiste en introducir un pequeño catéter desde la ingle o en la muñeca hasta la arteria obstruida, permitiendo así disolver el coagulo o extraerlo mediante la colocación de un dispositivo llamado stent.

Dijo que cuando se consigue eliminar la obstrucción de la arteria a tiempo se evita el infarto cerebral y el paciente puede recuperar sus funciones habituales y no quedan con ninguna secuela.

Suazo reveló que en el 2006 en el país se registraron 16,000 infartos cerebrales y que en el 2010 el
Explicó que Cedimat tiene seis años realizando ese tipo de procedimientos con resultados comparables con estándares de los más importantes centros internacionales, los cuales serán presentados en un congreso mundial que se realizará en Surafrica.

Reveló que en Cedimat han sido sometido a ese procedimiento 70 pacientes con un 100 por ciento de revascularización, con una casuística de dos fallecimientos y el 67 por ciento de los pacientes son capaces de llevar su vida habitual.

El especialista en embolizaciones cerebrales explicó que cuando un paciente llega con signos de alertas, los médicos lo evalúan en tres áreas, primero se le pide que sonría para evaluar asimetría, que mueva los brazos y piernas para determinar falta de coordinación y que repita una frase para ver la comprensión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *