Ayuntamiento sigue programa de sustitución árboles dañinos

 

adn
El empresario Anton Casasnovas y Domingo Contreras, secretario general del ADN, siembran un árbol

El Ayuntamiento del Distrito Nacional proyecta sustituir en los próximos cuatro meses unos dos mil árboles con el concurso de la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana, desarrolladores de proyectos inmobiliarios, comerciantes y  empresarios del sector privado.

 Domingo Contreras, secretario general del cabildo capitalino, dijo que la sustitución de árboles dañinos y que afectan el cableado de electricidad de alta tensión se ejecuta dentro de la Normativa de Arbolado Urbano aprobada por la Sala Capitular del Distrito Nacional.
 Aunque los trabajos de sustitución de árboles de las variedades Acacia y Melina por Mara se han concentrado a todo lo largo de la avenida Rómulo Betancourt, abarcará todas las calles y avenidas de la Capital por donde crucen cables de alta tensión que son puestos en peligro por árboles de gran tamaño que también ocasionan graves daños al medio ambiente, a las calles, aceras e isletas.
 El secretario general del Ayuntamiento del Distrito Nacional indicó que uno de los puntos más importantes de la campaña es que se ha logrado integrar a empresarios privados que interactúan con el espacio público mediante el apadrinamiento de determinada cantidad de árboles.
Contreras habló con los periodistas cuando encabezaba junto al ingeniero Antón Casasnovas la siembra de una apreciable cantidad de árboles de la variedad Mara en la avenida Rómulo Betancourt esquina avenida Luperón. En otro tramo de la Rómulo Betancourt fue plantada una apreciable cantidad de árboles de la variedad Avellano Criollo.
 Casasnovas, quien es constructor inmobiliario, expresó su complacencia por contribuir con el Ayuntamiento del Distrito Nacional en sus planes de sustituir los árboles de gran tamaño que causan daños a calles, aceras e isletas con sus grandes raíces y altitud.
 Informó que se dirigirá a la Asociación de Constructores de Viviendas del sector privado (ACOPROVI) para sugerirle a sus directivos y miembros que en cada proyecto que desarrollen se comprometan a plantar determinada cantidad de árboles endémicos y nativos.

  El empresario privado dijo que la contribución que hizo es modesta, pero si los demás empresarios y desarrolladores de proyectos inmobiliarios se involucran, los resultados serán importantes, pues se logrará sustituir millares de árboles que son destructivos de calles, aceras e isletas y se conseguirá dotar a Santo Domingo de un arbolado nativo y endémico que no ocasiona ningún daño al medio ambiente ni a los espacios públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *