Mar. Oct 4th, 2022
Por Mario Antonio Lara Valdez
El paso del huracán Fiona dejó muchas interrogantes sobre hecho de que el territorio nacional, no tenga regiones o zonas urbanas con  servicios públicos soterrados ,incluso no se tuvo visión de aprovechar la construcción del Metro de Santo Domingo, lamentablemente .
¿ Cómo es posible que un país que demuestra un crecimiento económico continuo y que además ponga entre sus objetivos el turismo en sus diversos niveles, enlazando con un dinamismo abastecimiento de productos agropecuario, estemos de espalda a presentar una imagen  poco adecuada con cables eléctricos vía aérea y total  desorden?
Buscando en mi memoria, y espero que no me falle, en épocas posteriores pudimos ver anuncios de proyectos de soterramiento de los servicios específicamente en lo  eléctrico que luego de la efervescencia mediática,  podemos ver como se  sigue  postergando a  seguir con servicio deficiente ,apostando a un sector poco confiable para el ciudadano y sector productivo
En nuestra opinión servicios como electricidad,  agua potable , gas , telefonía, Internet y  otros, que deberíamos tener de manera soterrados en lugares que lo requieran,   luego de una planificación .
Mario Lara
Llegó el momento de hacer lo correcto y por esto solicito asumir un compromiso para lograr cambios reales implementando un plan de soterrar servicios en  parte del distrito nacional asi como en las provincias de Samaná,  Puerto Plata,  La Vega , Pedernales, La Romana y  zonas turísticas como Bávaro, Punta Cana , Cabrera, Boca Chica así como también Sosúa .
Los recursos económicos para este tipo de proyectos, que son fundamentales, puede obtenerse vía organismos internacionales como lOS Bancos Mundial e Interamericano de Desarrollo o una alianza con empresas especializadas en el sector eléctrico porque ya es insostenible promover un destino turístico con una telaraña en las vías públicas en el territorio dominicano.
Nuestro país está creciendo como destino por su privilegiada ubicación geográfica, pero sobre todo por el trato afable de los dominicanos y nuestra cultura de ritmos bailable , gastronomía que atrapa al paladar más exigente  y con lugares a visitar para iniciar unas vacaciones inolvidable porque demuestra  un constante crecimiento económico y social .
Al caminar surgen interrogantes, así cómo preocupación cuando nuestra  vista o deseo tomar fotografías,  nos encontramos con telarañas  desordenada que pudiera dar migraña a cualquier ciudadano de solo enfocar su celular o cámara fotografía profesional pero además de esta situación también es justo decir que debemos aprender prioriza este tipo de inversiones aunque luego este oculta debajo de la ciudad.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.