Vie. Dic 2nd, 2022

Cotuí, provincia  Sanchez  Ramírez .- La minería responsable tiene en cuenta el impacto al medio ambiente y a la comunidad, se adhiere a la legalidad de un país, reutiliza los minerales producidos y  minimiza el impacto al medio ambiente en sus operaciones industriales y  con  la dinamización del desarrollo social y económico del país.

Desde ese punto de vista, la Minera Barrick Pueblo Viejo al parecer realiza una explotación responsable.

La empresa invitó a periodistas de la Asociación Dominicana de  Cronistas Sociales a conocer sus instalaciones  y ver cómo opera.

Desafortunadamente, las intensas lluvias caídas durante la visita a la mina, impidieron constatar el proceso, sin embargo, los técnicos de los diferentes departamentos, explicaron al detalle el proceso desde la llegada a la planta, mostrando videos y fotografías de un antes y después de la llegada de la Barrick a  República Dominicana.

Helena Burque, junto a Yelissa Cuevas, Marianny y  Junior Vargas del equipo enlace del corporativo hasta las comunidades, fueron los encargados de presentar lo que es y hace Barrick Pueblo Viejo como una minera responsable.

Lo que dijeron

De acuerdo a lo expresado por este equipo técnico, Barrick Pueblo Viejo (cuyas puertas aseguran están abiertas para que el que quiera pueda ver como trabajan) cumple  con las regulaciones nacionales e internacionales, con una gestión preventiva y de mitigación del impacto ambiental.

51 personas, en su mayoría mujeres, conforman el departamento ambiental, que trabaja en el monitoreo de agua, del ruido,  de la pureza del aire y la fauna terrestre, con 29 puntos de monitoreo en las comunidades cercanas y que desde 2012 trabajan con la presencia de lideres comunitarios.

Un ejemplo que mostraron es que si en la zona a explotar hay nidos de aves, no se retiran sino que son protegidos.

Afirman que protegen las especies cuyo habitat esta en la región, como es la jutia de la Española y trabajan en la recuperación de la flora y control de la erosión con bio mantas  hechas por mujeres de la comunidad.

El objetivo futuro es desarrollar un apiario y realizar el bio monitoreo de las abejas, así como recuperar el herpetario con anfibios y reptiles.

Integración a la comunidad

Durante la charla con Helen, Yelissa, Marianny y Junior Vargas fue presentado un video de la forma en que Barrick Pueblo Viejo se ha integrado a las comunidades, con programas de artesanías, capacitaciones junto a Infotep, con 460 graduados; programa de deportes con los Astros de Houston con 150 niños beneficiados y programa de producción con 54 comunidades beneficiadas.

Asimismo, ha construido una políclinica en la comunidad de Zambrana, beneficiando a siete mil personas.

Lo que vimos

Vimos empleados satisfechos de trabajar en esta empresa, mujeres empoderadas orgullosas de la labor que realizan. Damas de Hatillo que elaboran mantas a partir de las fibras de coco, para proteger las zonas que son recuperadas, artesanas que elaborar sus artesanías a partir de piezas tainas recuperadas. Una zona del lago de Hatillo, con su restaurante Vista al Lago, que busca en atractivo turístico y que para lograrlo la comunidad organiza actividades ecoturísticas en el lago.

Patitos, al parecer con poco tiempo de nacidos, nadando en las aguas recuperadas del lago.

Una gran planta de tratamiento para sanear las aguas y devolverlas al lago. Dicha planta descarga 1,655  metros cúbicos de agua por hora, aunque siempre están por encima de esa cifra. Parte de esas aguas se reutilizan en el proceso.

 

Minera Barrick Pueblo Viejo

Barrick Pueblo Viejo

La mina de de oro de Pueblo Viejo, Cotui es la más grande del Caribe. Barrick Gold, multinacional canadiense inicio sus operaciones en el país en 2013. Actualmente tiene una empleomanía de 2,752 personas, de las cuales el 20 es femenino.

Me quedó difuso y me disculpan la ignorancia, a pesar de que los técnicos lo explicaron, es que va a pasar con todos esos hoyos (no todos se podrían llenar y recuperar) que queden cuando cierre la mina y los efectos que tendrá para el medio ambiente junto a las constantes explosiones y si estas, como se denunció en años pasados, provocarían sismos y el hecho de que pese a las ayudas al parecer las comunidades aledañas dependen de las operaciones de la minera.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.