Dom. Ago 7th, 2022

Al menos 46 personas han sido encontradas muertas en un camión abandonado en las afueras de San Antonio, Texas.

Un oficial de bomberos dijo que 16 personas, incluidos cuatro niños, también fueron trasladadas al hospital. bbcmundo.com

Los sobrevivientes estaban «calientes al tacto» y sufrían de insolación y agotamiento por calor.

San Antonio, que se encuentra a 250 km (150 millas) de la frontera entre Estados Unidos y México, es una importante ruta de tránsito para los traficantes de personas.

Los traficantes de personas a menudo usan camiones para transportar inmigrantes indocumentados después de encontrarse con ellos en áreas remotas una vez que han logrado cruzar a los Estados Unidos.

bbcmundo.com

«Tenían familias… y probablemente estaban tratando de encontrar una vida mejor», dijo el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg. «Es nada menos que una horrible tragedia humana».

Los servicios de emergencia llegaron inicialmente al lugar alrededor de las 18:00 hora local (23:00 GMT) después de responder a los informes de un cadáver, dijo a los periodistas el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

“Se supone que no debemos abrir un camión y ver montones de cuerpos allí. Ninguno de nosotros viene a trabajar imaginándolo”, dijo.

Agregó que el vehículo, que había sido abandonado por su conductor, no tenía aire acondicionado funcionando y no había agua potable en su interior.

El clima de San Antonio es extremadamente caluroso en los meses de verano, con temperaturas que alcanzan los 39.4C (103F) el lunes, y se sospecha que las víctimas probablemente murieron por agotamiento por calor y deshidratación.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que entre los trasladados al hospital había dos guatemaltecos. Las nacionalidades de las otras víctimas no quedaron claras de inmediato.

Tres personas están detenidas y la investigación ha sido entregada a agentes federales.

El cónsul general de México, Rubén Minutti, fue enviado al lugar y el consulado en San Antonio dijo que brindaría «todo el apoyo» si hay ciudadanos mexicanos entre los muertos.

Edward Reyna, un guardia de seguridad en un aserradero a pocos metros de distancia, dijo que no estaba sorprendido de llegar a su turno de noche y escuchar las noticias. Dijo que había perdido la cuenta de las veces que había visto a migrantes saltar del tren que pasa justo al lado de donde se encontró el camión.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.