Sáb. May 28th, 2022

Más de 5.000 de los migrantes que acampaban desde hace una semana entre Del Río (EE. UU.) y Ciudad Acuña (México) fueron trasladados a centros de procesamiento en la frontera.dw.com

Foto: María de Jesís.Houston Chronicle. Pictures Alliance

El gobierno del presidente Joe Biden empezó este domingo (19.09.2021) a deportar a los migrantes haitianos retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Raúl Ortiz, detalló este domingo que 3.300 migrantes ya habían sido trasladados a aviones o centros de detención, y espera que 3.000 de los aproximadamente 12.600 migrantes restantes sean deportados en un día.

El resto debería ser trasladado en el transcurso de esta semana, apuntó. Los primeros tres aviones aterrizaron en la capital haitiana Puerto Príncipe este domingo con 145 personas.

«Trabajamos las 24 horas del día para mover rápidamente a los migrantes del calor y de debajo de este puente a nuestras instalaciones para procesar y removerlos de Estados Unidos de acuerdo con nuestras leyes y nuestras políticas», dijo Ortiz en conferencia de prensa en el puente.

Abandonaron el lugar

Los migrantes que acampaban desde hace una semana entre Del Río y Ciudad Acuña levantaron este viernes (25.09.2021) su campamento al no conseguir ingresar a Estados Unidos y tras un acuerdo con autoridades mexicanas que los reubicarán en un albergue y les ayudarán a regularizar su estatus migratorio.

El secretario estadounidense de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, declaró a periodistas en Washington que todos los migrantes, en su mayoría haitianos, que acampaban debajo de un puente internacional en Texas, frente a Ciudad Acuña (estado de Coahuila), abandonaron el lugar.

«Desde esta mañana ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente internacional Del Rio», apuntó. También señaló que hace menos de una semana había unos 15.000 indocumentados allí, la mayoría haitianos.

Mayorkas dijo que unos 8.000 regresaron voluntariamente a México, más de 5.000 fueron trasladados a centros estadounidenses de procesamiento de migrantes a lo largo de la frontera y aproximadamente 2.000 fueron deportados a Haití en 17 vuelos.

Según cifras oficiales, desde el 9 de septiembre los guardias fronterizos interceptaron a cerca de 30.000 personas sin papeles en la pequeña localidad de Del Rio, donde vivían en condiciones insalubres y soportando altas temperaturas luego de cruzar el río Bravo desde Ciudad Acuña.

afp/reuters /rr

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.