Sáb. Nov 27th, 2021

Segùn las autoridades de los Estados Unidos no se debe poner sólo el número 20 al escribir la fecha en cualquier documentos ya que podría ser alterado. Univision.com

Por ejemplo si escribe la fecha a rubricar cualquier tipo de acuerdo, no debe hacerlo así: 06-01-20, ya que al 20 podrían añadirle 19 y si es un pagaré por deuda, parecer que adeuda todo el año 2019.

Si la fecha es puesta solo como, por ejemplo, «31/02/20», cabe la posibilidad de que alguien lo cambie a «31/02/2000». O a «31/02/2019», según conveniencia.

Aunque los «cheques a fecha» legalmente no existen. Son más bien un documento para garantizar un pago futuro, basado en la confianza entre quien lo entrega y quien lo recibe. Esto determina que no serán depositados o presentados a cobro antes de la fecha indicada en el cheque. Pero el no poner los cuatro dígitos podría involucrar la caducidad del cheque (tiempo disponible para cambiarlo) o riesgos con otros documentos como pagarés, contratos y otros, advirtió en una cadena que dio vueltas por redes sociales esta semana.

A pesar de que el mensaje tiene su lógica, es bastante alarmista», segùn algunos entendidos que explicanque el riesgo de que se produzca algún tipo de fraude es mínimo porque los contratos «suelen firmarse por duplicado» y, por tanto, las copias deben ser idénticas.

Afirman que cualquier cambio de una u otra parte, anula el documento y además puede dar lugar a un delito de falsificación, lo que supone que si en una de las copias aparece 31/01/20 y en la otra 31/01/2018, el añadido no tendría valor.

Es muy importante s pedir siempre una copia del documento original. Nadie está a salvo de sufrir un fraude, no importa si escribe el año con cuatro o dos dígitos: «El riesgo de que se añada algún elemento a un contrato está presente siempre, pero en cualquier caso, lo correcto siempre es poner el año completo».

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *