Sáb. Nov 27th, 2021

Miles de personas abarrotaron las avenidas Duarte y Jose Martí el pasado fin de semana y este lunes, previo a la celebracion de las festividades naideñs, para realizar sus compras tanto para la tradicional cena de nochebuena cono para la ropa a estrenar el  25 de diciembre, día de Navidad. 

Tambièn los grandes centros comerciales como Agora Mall, Multicentro La Sirena, Sambil y 360, entre otros, lucìan congestionados de vehìculos que buscaban estacionbamiento.

Arterias comerciales como el Conde Peatonal y la avenida Mella también lucieron llenos de personas que buscaban adquirir vestuarios, productos alimenticios, calzados y todo para la celebración de la martes 24 como Nochebuena y la espera del miércoles 25 como primer día de Navidad.Entre los servicios a la intemperie más demandados lucieron mujeres que cosían y entretejían pelo postizo plástico y pelo humano, lo que acarreaba esperar en filas o debajo de una ‘matica’ para servirse de esa novedosa técnica e, igualmente, del depilado o arreglo de las cejas.Otros preferían degustar un helado, empanadas y toda comida rápida improvisada en plena vía duartiana que no se escapó al borbotón de desechos sólidos producido por los consumidores y por las empresas comerciales que se deshacen de plásticos, cartones o metales que protegen sus mercancías. Además, la diversidad de la compra fue notoria con la adquisición de televisores y algunos adornos navideños necesarios para amenizar los hogares.Niños y jóvenes fueron vistos con sus padres, abuelos y tutores en el trajín de comprar tenis, zapatillas, vestidos y carteras, mientras que, sus rostros languidecían de cansancio, en su defecto, adultos fatigados y los de menor impacto vociferaban, «ay no, hay demasiada gente, será después». Todos sobreviviendo a la competencia económica y a la adquisición de servicios como las imparables compras de móviles celulares y periféricos telefónicos.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *