Vie. Dic 9th, 2022
Raysa Mejía de Robles, Fior Ranúcoli, Dolly Nin y Rommy Grullón.

La Asociación Nacional de Mujeres Empresarias, Ejecutiva, y Profesionales (ANMEPRO-BPW) organizó un encuentro con la finalidad de que sus socias conozcan más de cerca la entidad, al tiempo de interactuar entre ellas en un ambiente relajado.

La  recepción se llevó a cabo en el salón Lina del hotel Barceló de Santo Domingo, bajo el nombre de ´´ANMEPRO POR DENTRO´, una iniciativa presentada por Fior Rodríguez de Ranucoli, presidenta del organismo.

En esta parte del protocolo se dio una mirada retrospectiva de la asociación durante los 30 años de trabajo empoderando a la mujer. Agrupando inicios y procedencia, al remontarse a 1930 en Ginebra, Suiza cuando se funda la Business and Professional Women (BPW); hasta llegar a 1987 en República Dominicana cuando nace ANMEPRO. Sin dejar de lado el paralelismo del pensamiento y visión de las dos mujeres visionarias que fundaron ambas organizaciones: Dra. Lena Mwdessin Phillips y Dra. Josefina Espaillat Nanita.

erónica Ureña, Miguelina Batista, Jeannette Rodríguez, Magnolia Landestoy y Altagracia Mariñez

La actividad contó con la presencia de las pasadas presidentas: Altagracia Mariñez Miguelina Batista, Magnolia de Landestoy, Jeannette Read y Verónica Ureña, fueron juramentadas 17 nuevas socias entre las que hay exitosas empresarias, destacadas profesionales y jóvenes emprendedoras.

Asimismo, fue reconocido el trabajo realizado a favor de la asociación de: Rommy Grullón, Altagracia Mariñez, María Rosa Belliard, Dolly Nin y Ana Lisbette Matos, esta última responsable de adecuar a la Ley 122-05 los Estatutos que les fueron entregados a los presentes.

Raysa Mejía de Robles, Fior Ranúcoli, Dolly Nin y Rommy Grullón.

ANMEPRO POR DENTRO, contó con el patrocinio de: AFP Popular, Hotel Barceló Lina, Star Products y Grupo Mejía Árcala.



Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.