Relanzan el programa “Bebé, piénsalo bien” para prevenir embarazos en adolescentes

La psicóloga Oneyda Rivas cuando explica a los estudiantes, distintos aspectos del cuidado de los simuladores de bebés entregados.
La psicóloga Oneyda Rivas cuando explica a los estudiantes, distintos aspectos del cuidado de los simuladores de bebés entregados.

SANTO DOMINGO.-  La vicepresidencia de la República, a través Progresando con Solidaridad, relanzó el programa “Bebé, piénsalo bien”, con el cual se busca prevenir los embarazos en las adolescentes, educando a los jóvenes a través de una metodología vivencial y participativa.

La actividad consistió en la entrega a 100 estudiantes de entre 13 y 17 años de un “simulador de bebé” al que deben dar todos los cuidados de un recién nacido durante dos días y el cual es monitoreado mediante un chip que registra todos los eventos. Se llevó a cabo en la escuela Salesiana Sagrado Corazón de Jesús.

La sicóloga del programa, Oneyda  Rivas, informó que “Bebé, piénsalo bien” fue iniciado en el 2006 por la entonces Primera Dama y hoy vicepresidenta República, doctora Margarita Cedeño de Fernández y que  hasta la fecha se ha beneficiado a unos 25 mil estudiantes.

“El aprendizaje es mucho mayor cuando ellos tienen la vivencia, cuando tienen la oportunidad de ser papá o mamá por un fin de semana y de entender lo que significaría que eso le pasara en la vida real”, manifestó.

Señaló que el programa está basado en la abstinencia sexual, o en retardar lo más posible la primera experiencia de ese tipo en los menores, y “cuando hacemos la retroalimentación de los resultados vemos que en ellos hay un cambio de actitud muy diferente a como lo veían antes”.

El simulador está programado con las necesidades, horarios, y todas las posibles acciones que realizaría un recién nacido, las cuales deben ser suplidas de manera puntual por los adolecentes a cargo, sin que otras personas puedan intervenir en el proceso.

Los muñecos simuladores de bebés pesan siete libras y media, y se programan mediante un chip con una cinta inviolable que se coloca al adolescente y que permite determinar los cuidados que le ofrecen. En caso de maltrato o descuido puede morir.

El director de la escuela Salesiana Sagrado Corazón de Jesús, Melvin Cuello,  resaltó la importancia de la iniciativa “por el desorden que existe a nivel de los adolescentes en cuanto a las relaciones pre matrimoniales”.

Agregó que “Bebé, piénsalo bien”, sirve para concientizar a los jóvenes de que tener un bebé  no es un asunto de niños y con esta propuestas ellos pueden sensibilizarse. “Pueden tener más conciencia de lo riesgos que implica ser padres o madres prematuros”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *