Vie. Dic 9th, 2022

El meteorito fue filmado por varias personas
El meteorito fue filmado por varias personas
Rusia.- Al menos medio millar de personas resultarono heridas a consecuencia de la caída de fragmentos de un meteorito en la provincia rusa de Cheliábinsk, en la zona de los Urales.

La mayoría de las víctimas, 34 de las cuales han tenido que ser hospitalizadas, ha sufrido cortes a causa de los trozos de vidrio que saltaron debido a la onda explosiva producida por el cuerpo celeste. El inusitado fenómeno se produjo de madrugada.
Los especialistas dicen diversas hipótesis sobre lo que realmente ha caído en Cheliábinsk. Unos piensan que ha sido una lluvia de meteoritos, hipótesis que el ruso rechazó inicialmente pero que ahora ha hecho suya. Otros sostienen que se trata de un meteorito que se dividió en fragmentos al entrar en las capas densas de la atmósfera, mientras que otros expertos sostienen que se trata de un fragmento del asteroide 2012 DA14, que pesa 130 toneladas y que esta noche —en torno a las ocho en España— se acercará a la Tierra a una distancia de 28.000 kilómetros, en una aproximación será transmitida en directo por la NASA. La Agencia Espacial Europea no está de acuerdo con esta última hipótesis, según señala en un tuit.r
Tras confirmar la existencia de cientos de heridos, el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha asegurado que la caída del meteorito demuestra que «no solo la economía es vulnerable, también el planeta». El jefe del Gobierno hizo estas declaraciones durante un fórum económico celebrado en la vecina región de Krasnoyarsk, durante el cual afirmó la caída de los fragmentos de meteorito es «un símbolo de este fórum».

Aunque el meteorito no puede considerarse una catástrofe, sí ha provocado el pánico entre la población de Cheliábinsk, que se horrorizó ante la gran explosión que produjo el bólido al llegar a tierra; además, provocó un temblor que todos sintieron en la zona. Las autoridades optaron por cerrar las escuelas y jardines de infancia, argumentando que muchos edificios habían sufrido daños y que debido a las bajas temperaturas —menos 18ºC— los niños no podían permanecer en ellos. Poco a poco, los habitantes de la zona están volviendo a la normalidad.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.