La UCE gradúa 322 nuevos profesionales

Dr. José Hazim Frappier, rector de la UCE

Dr. José Hazim Frappier, rector de la UCE
Dr. José Hazim Frappier, rector de la UCE
San Pedro de Macorís.- El rector de la Universidad Central del Este (UCE), doctor José Hazim Frappier, afirmó que la asignación del 4% del Producto Interno Bruto al sector educativo podría significar un antes y un después en la historia dominicana, pero advirtió que para superar las desventajas frente a otros países, el Estado tiene que afrontar el gran reto que representa la calidad y la equidad en la educación, con un proyecto que debe diseñarse con la participación de todos los actores para que sea un compromiso colectivo.
Al encabezar la ceremonia de graduación de 322 nuevos profesionales formados por la UCE, el doctor Hazim Frappier dijo: “Hemos dado el primer paso que es la asignación de los recursos materiales, ahora tenemos el reto de mantener invariablemente esta política en el tiempo y de asegurar el uso correcto, para avanzar hacia mayores logros en oferta y en resultados en todos los niveles de enseñanza”.
Sostuvo que “una buena educación ha de atender además de los temas curriculares de las ciencias específicas, las necesidades que provienen del contexto estableciendo una relación entre la práctica educativa y la realidad social, que le permita al estudiante desarrollar competencias integrales, relativas tanto a la adquisición de habilidades para el conocimiento teórico y la práctico”.
De los investidos, 40 fueron en maestrías y postgrados y 322 en las diferentes carreras que se imparten en la UCE. El mayor número de graduandos correspondió a las carreras de las Ciencias de la Salud con 122, y 101 en Ciencias de las Ingenierías; Administrativas y Sistemas con 19; Ciencias Jurídicas 31 y 9 en Humanidades.

Reorientar las políticas educativas.
El doctor José Hazim Frappier manifestó que ante el nuevo escenario del ámbito educativo y de cara al reto de qué hacer con nuestro logro, la escuela debería plantearse las siguientes preguntas: ¿Cuál será el conocimiento pertinente?, ¿Cómo combinar la tecnología, la Ciencia y un buen enfoque de valores?, ¿Cómo mantener la articulación entre la teoría y la práctica, la docencia y la extensión, la docencia y la investigación?, y ¿Cómo integrar la innovación educativa?
“Todas las respuestas posibles indican que para aprovechar el momento y dar la respuesta que espera la sociedad, es ineludible reorientar las políticas educativas en lo relativo a los modelos de gestión, los aspectos pedagógicos, la participación y el compromiso de los actores pensando en que modelo pedagógico asumir y reflexionando en que esperamos de los jóvenes que salen de las aulas”, manifestó el rector de la UCE y conocido empresario de San Pedro de Macorís.

Cita prioridades de la inversión.
Hazim Frappier expresó que “la utilización sabia de estos recursos además de satisfacer las necesidades de espacios físicos confortables para una enseñanza de calidad, debe tomar en cuenta como columnas de inversión, la formación de los docentes, así como el desarrollo curricular, para formar a niños, adolescentes y jóvenes en el marco de un nuevo perfil, en una sociedad de cambios tecnológicos, donde conviven las oportunidades, conjuntamente con amenazas a nivel natural, social, familiar, comunitario que ponen en riesgo la estabilidad y el sano desarrollo de los principales actores educativos”.
Abogó por “una mayor inversión en tecnología que ponga al alcance de la población estudiantil los más modernos recursos y facilidades de la información y comunicación al servicio de la enseñanza y del aprendizaje, estimulando, múltiples formas y estrategias de adquirir conocimiento, mediante la utilización de tecnologías modernas como un signo distintivo de la época en que viven las nuevas generaciones”.

Sugiere una profunda revisión del curriculum.
El doctor Hazím Frappier opinó que “la revisión curricular debe apoyarse sobre un componente de investigación que provoque en los niños y niñas, desde los primeros grados, miradas creativas donde pueda poner en práctica sus talentos naturales de exploración, en un marco de experiencias que tengan significado y que le aseguren el éxito en una sociedad que requiere día a día, mayores capacidades de creación y de generación de nuevos conocimientos”.
La formación del Docente ha de apoyarse en un nuevo perfil, que además de proporcionarles los conocimientos generales de las ciencias y especialidades de sus áreas, les proporcione la capacidad de indagación, manejo de la conflictividad, creación de ambientes adecuados de aprendizajes, manejo de la diversidad en un dialogo permanente entre la teoría y la práctica, sustentados en sistemas fuertes de pasantías y prácticas. Este nuevo docente ha de tener un perfil ético que le garantice una coherencia entre su práctica como maestro y los hábitos de su vida cotidiana, como ser de dialogo, de entendimiento, de comunicación y de comprensión, capacidades esenciales en el educador del mundo de hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *