Mar. Nov 29th, 2022

Las empresas de telecomunicaciones proveedoras de servicios en República Dominicana, Claro y Tricom, rechazaron que se establezca el cobro de RD$20 adicional a la factura telefónica de los usuarios para destinar esos fondos al servicio de asistencia de emergencia 911, proyecto en discusión en el Congreso de la República.

La iniciativa de un Sistema Integrado de Emergencia y Seguridad 911 que propone el poder ejecutivo es un proyecto de evidente beneficio para la población, en opinión de la empresa Claro, la cual afirma, está de acuerdo con su implementación, ya que permitirá aplicar la tecnología en materia de seguridad ciudadana, prevención de la delincuencia, así como situaciones de emergencia individuales y colectivas.

“Sin embargo, consideramos que la propuesta de costear este proyecto a través de un cargo adicional al servicio telefónico es inaceptable.

Como ya lo ha planteado el Indotel, este nuevo impuesto va en detrimento del sector de las telecomunicaciones en el país, el cual actualmente experimenta una carga impositiva de 30%, que está por encima del promedio mundial y es la más alta de Latinoamérica”, reveló la compañía a requerimiento, respecto a su posición sobre la medida. De igual modo, la compañía Tricom opina que la iniciativa de los legisladores del Congreso Nacional, de incluir RD$20.00 en la factura de teléfonos fijos como subsidio para la inversión necesaria en el sistema de emergencia 911, se suma a la posición expresada por el órgano regulador de las telecomunicaciones, Indotel.

Informó que Tricom se encuentra “en total desacuerdo” de que se incluya un nuevo impuesto directo para cualquiera de los servicios de telecomunicaciones.

Tricom basa su posición “primordialmente porque el usuario de telecomunicaciones del país ya posee una carga impositiva de un 30%, a partir de la entrada en vigor de la reforma fiscal, la cual es la segunda más alta en toda la región de Latinoamérica.

Tricom considera que además del impacto económico que ya tiene la tasa impositiva vigente en la familia dominicana, un nuevo impuesto supone, aún más, una drástica disminución en el ritmo de crecimiento y desarrollo de un sector vital para la economía nacional. “Coincidimos también con el Indotel que deben realizarse los estudios pertinentes para la conformación de un sistema telefónico de emergencia (911) funcional y efectivo, pero cuya inversión no esté basada en un nuevo y adicional gravamen para los usuarios de telecomunicaciones”, afirmó.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.