Vie. Oct 7th, 2022
Haitinaos en la frontera

 

Haitinaos en la frontera
Haitinaos en la frontera

Dajabón.- Más de dos mil trabajadores haitianos que en diciembre fueron a su país a pasar las fiestas navideñas con sus familias, siguen apostados en la frontera  en los límites de esta provincia, imposibilitados de cruzar a territorio dominicano por carecer de  documentos legales.

El comercio  del mercado fronterizo  fue suspendido y se cree se perdieron RD$ 40 millones, en tanto la Dirección General de Migración advirtió que no permitirá la entrada de  obreros ilegales.

La vigilia que realizan en el puente sobre el río Masacre está encabezada por el sacerdote jesuita Regino Martínez, coordinador de Solidaridad Fronteriza, quien explicó que la mayoría de los haitianos no figuran como “autorizados a pasar la frontera” porque la lista fue cambiada.

En la frontera
En la frontera

Los obreros, que provienen de distintas comunidades del Nordeste de Haití, laboran en fincas  en el Noroeste del país.

Desde el pasado domingo la parte dominicana del puente internacional, en las inmediaciones de las oficinas de Migración, se mantiene fuertemente militarizada, con un contingente  del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), quienes solo permiten el paso de personas que portan su pasaporte y visa.

“Las autoridades haitianas y la Minustah (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití), nos han mostrado su apoyo. Pero ni Ejército, ni Migración, ni Aduanas, ni el Gobierno dominicano han dado la cara. Seguimos esperando el diálogo, una salida humanitaria y de justicia por los derechos de los trabajadores, porque si no pasan por el puente, los guardias los van a dejar pasar ilegal por el río. Y ahí van a venir las violaciones a los derechos humanos”, dijo Martínez.

El cura expresó que los 2,230 obreros haitianos regresaron a su país el 23 de diciembre y que luego de pasar la Navidad  tenían previsto reingresar a las fincas del Noroeste el domingo.

Se cree que de esos más de dos mil inmigrantes, cientos  ya penetraron a la República Dominicana de manera ilegal por el río y pagándole a los militares.

El senador haitiano Jean Baptiste Bien Aimé se presentó a la zona  para enterarse de la real situación y buscar, en conversación con las autoridades dominicanas, una salida humanitaria al conflicto.

“Nosotros no entendemos por qué se ha dado esta situación, si hace muchos años que se hace este proceso en que por acuerdo entre autoridades de los dos países se favorece el cruce de los ciudadanos haitianos, para que pasen las navidades con sus familias.  Tratamos de hablar con las autoridades para buscar una solución, porque este es un puente internacional y que mantiene las buenas relaciones de los dos países”, dijo Bien Aimé.

El encargado de Migración en esta provincia, José Manuel Tejada, afirmó que ningún  haitiano carente de documentación como pasaporte, visa, residencia o carné expedido por las autoridades oficiales podrá ingresar aunque lleve años trabajando en el país.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.