Vie. Oct 22nd, 2021

Nueva York.- Tras el paso del huracán Sandy, la ciudad de Nueva York hoy está sumida en la tristeza con al menos 43 muertos, ocho millones de viviendas sin electricidad  e inundaciones,  la llamada «Gran Manzada  lucha para recuperarse de la monstruosa de la  llamada «Frankestorm».

El presidente Barack Obama reunió al comité de crisis y canceló los eventos previstos para este miércoles, una semana antes de las elecciones, para quedarse en Washington y coordinar la respuesta al huracán, dijo su portavoz.

El mandatario recibió informes  toda la noche, de la evolución de Sandy y se mantuvo  en contacto con autoridades de Nueva York y Nueva Jersey, dos de los estados más afectados por la tormenta.

En Nueva York se registraron al menos 23 víctimas mortales, anunció el gobernador del estado, Andrew Cuomo. Estas víctimas se suman a los 67 muertos que había dejado Sandy a su paso por el Caribe.

Los devastadores daños materiales de Sandy, que tocó tierra en la noche del lunes en Atlantic City (Nueva Jersey) como ciclón postropical y vientos de hasta 150 km/hora, comenzaban a precisarse.

La tormenta azotó la densamente poblada región del este de Estados Unidos, inundando buena parte de las zonas bajas de Manhattan, paralizando el transporte público en muchas ciudades y dejando sin electricidad a millones de personas.

Ayer martes, más de ocho millones de viviendas estaban sin electricidad en 18 estados del noreste de Estados Unidos y en la capital, Washington, anunció el Departamento de Energía.

El estado más afectado era Nueva Jersey, con 2.5 millones de hogares sin energía eléctrica. De su lado, Nueva York luchaba para superar los daños provocados por Sandy, que obligará a la ciudad a pasar varios días sin su vital servicio de metro y sin electricidad en decenas de miles de hogares.

Todo el servicio de transporte público neoyorquino está suspendido desde el domingo por la noche antes de la llegada del huracán, paralizando a una ciudad de 8.2 millones de habitantes.

Uno de los daños más extenso fue un incendio que destruyó 80 viviendas.

Este miércoles, Nueva York recuperó algo de su actividad con el correr de las horas, con un tráfico más fluido y más tiendas abiertas en el centro de Manhattan.

La parte más afectada era el sur de Manhattan, a partir de la calle 40, donde unos 200,000 hogares no tenían electricidad, una situación que debería continuar durante varios días. El alcalde Michael Bloomberg afirmó ayer que llevaría tiempo para que el metro vuelva a funcionar ya que el agua del mar se infiltró en los pasillos y túneles.

“La naturaleza”, dijo el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg al atender los daños a su ciudad, “es mucho más poderosa que nosotros”.    La tempestad, que tocó tierra el lunes por la noche en el estado de Nueva Jersey, con vientos sostenidos de 130 kph (80 mph), cortó el suministro de electricidad de más de 8,2 millones de personas en 17 estados, desde las Carolinas hasta Ohio.

La tormenta causó los peores daños en los 108 años de historia del sistema del tren subterráneo de Nueva York, de acuerdo con Joseph Lhota, presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte.    “Esta fue una tormenta devastadora, quizá la peor que hayamos experimentado”, dijo Bloomberg.    El grado de la devastación en Nueva Jersey se fue revelando al amanecer. Las cuadrillas de emergencia recorrían la zona para rescatar a cientos de personas.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, dio el recuento de los daños en una conferencia matutina ante la prensa: Las vías del tren fueron arrasadas por el agua, no fue posible encontrar un lugar seguro para que su aeronave aterrizara en la barrera de islas frente al estado, y buena parte de la costa seguía sumergida.    “Esto va más allá de cualquier cosa que pensé ver”, dijo Christie. “El panorama es devastador por ahora”.

Por Margarita Brito

Periodista con más de 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita. Esposa, madre y abuela. Escribo porque me gusta y porque nada me es ajeno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *