Inicio » Salud » Pro Consumidor advierte riesgos de consumir productos afectados por incendios


El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor, Pro Consumidor, alertó a la ciudadanía sobre los riesgos en que se incurre al consumir productos alimenticios que hayan sido afectados durante la ocurrencia de incendios.

La entidad defensora de los consumidores dijo que los productos alimenticios que resultan afectados por el calor y el humo generado durante un fuego, por los agentes químicos utilizados para eliminar el incendio y por las cenizas creadas, no son aptos para el consumo humano por el riesgo potencial de daño a la salud.

Pro Consumidor sostiene que las etiquetas de los envases en los que se empacan dichos productos, generalmente se rompen, manchan o queman, impidiendo la verificación de la fecha de vencimiento de los mismos.

La entidad que trabaja a favor de los consumidores y usuarios sostiene que las condiciones antes indicadas, dañan y contaminan los alimentos, ocasionando cambios en sus propiedades o transformando su naturaleza, con lo que pudieran afectarse la salud o la vida de los consumidores.

Durante un incendio se generan contaminantes químicos sobretodo los envases plásticos que se queman generan las dioxinas y furanos, sustancias químicas que afectan adversamente la salud, ocasionando enfermedades tales como el cáncer,

Las dioxinas y los furanos son principalmente compuestos producidos de modo no intencional, en una serie de reacciones químicas y de procesos de combustión, incluyendo los de los incineradores municipales y de desechos biológicos, quema de basura al aire libre, incendios forestales, domésticos e industriales, así como de otras fuentes.

Las dioxinas y furanos pueden producir cáncer y tumores en múltiples sitios, alteraciones en los sistemas inmunológico, reproductor y endocrino.

Indica que por el riesgo potencial que implica el consumo de este tipo de productos alimenticios, PRO CONSUMIDOR advierte sobre el no consumo de los mismos.

Productos sensibles como las fórmulas lácteas, compotas, productos enlatados, bebidas carbonatadas, cereales, pastas, aderezos, mermeladas, sardinas y cualquier alimento procedente de un incendio, NO DEBEN SER UTILIZADOS PARA EL CONSUMO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *