Descubren avispa gigante en isla de Indonesia

avispa gigante
La avispa gigante

Una nueva especie de avispa,  más grande que el típico insecto que se puede ver en las ciudades,  que además tiene una mandíbula descomunal, fue  descubierta simultáneamente por la entomóloga estadounidense Lynn Kimsey en la isla Indonesia de Sulawesi, durante una expedición para investigar la biodiversidad del lugar y en la colección del Museo de Historia Natural de Berlín, por Michael Ohl.

El insecto, que impresionó a los científicos, fue denominado  «dragón de Komodo» de la familia de las avispas por su rareza y excepcionales cualidades, informó un reportaje de la Deutsche Welle, escrito por Sean Sinico, Diego Zúñiga y editado por Enrique López.

«El tamaño de su cuerpo y el color negro azabache hacen de esta avispa una criatura realmente dijo Ohl en un comunicado, tratando de explicar algunas de las características que hacen del insecto algo único.

Miembro del género de las Dalara, Kimsey y Ohl han llamado tentativamente al insecto «Garuda» por un ser mítico mitad humano, mitad águila, que hace gala de una gran destreza marcial, enorme velocidad y gran envergadura. Ese ser mítico, además, es el símbolo nacional de Indonesia.

Las Dalara garuda machos tienen aproximadamente 6,4 centímetros de largo, mientras que los ejemplares hembra son más pequeños. Aun así siguen siendo más grande que los otros insectos que forman parte de su subfamilia (que no superan los 2 centímetros), dijo Kimsey, que es directora del Museo Bohart de Entomología y se dedica específicamente al estudio de las avispas.

«Sus mandíbulas son tan grandes que cuando las cierra puede rodear prácticamente toda su cabeza», declaró Kimsey en un comunicado. «Cuando las mandíbulas están abiertas son de hecho más grandes que las patas delanteras del macho. No sé cómo puede caminar. Las hembras son más pequeñas pero aun así siguen siendo más grandes que otros miembros de su subfamilia».

Nunca vista en condiciones silvestres

Como nunca ha sido observada en condiciones silvestres, poco se sabe sobre las características de la Dalara garuda. Los entomólogos, sin embargo, creen que las enormes mandíbulas del macho juegan un rol vital en la defensa y posiblemente también en la reproducción. «En otras especies del género los machos cuidan la entrada del nido y lo protegen de robos y del ingreso de parásitos. Cada vez que la hembra retorna a él, debe aparearse con el macho», dijo la especialista. Con las desproporcionadas mandíbulas, además, el macho puede sostener a la hembra durante el apareamiento, creen los expertos.

«No sabemos nada sobre la biología de estas avispas», señaló Kimsey. «Sólo son conocidas en el suroeste de Sulawesi». Por ello todo lo que pueda aventurarse al respecto es especulativo. Por ejemplo, dada su forma, se piensa que la Dalara garuda es una especie solitaria depredadora de otros insectos.

Sulawesi, una de las islas más grandes de Indonesia, está entre Borneo y Nueva Guinea, es famosa por su biodiversidad endémica. En los últimos cuatro años, las expediciones de la doctora Kimsey han recolectado aproximadamente un millón de ejemplares, entre ellos algunos hasta entonces desconocidos de murciélagos, ranas, peces y lagartos, informa el sitio web de la Universidad de California, Davis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *