Hipólito pide al gobierno enfrentar alto costo de la vida, corrupción y delincuencia

Hipolito mejia
Hipolito Mejia

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hipólito Mejía, planteó al Gobierno que enfrente con decisión el alto costo de la vida, la inseguridad y la corrupción que golpea a los dominicanos, tras  juramentar los comandos de campaña de los municipios de la provincia de Santiago, en el Club Gregorio Urbano Gilbert (GUG), del Ensanche Libertad.

Dijo que no se concibe que mientras esos problemas se agravan,  el presidente Leonel Fernández “vive de viajes” y señaló que no es posible que los dominicanos en medio de una situación difícil y preocupante y el Presidente “esté por Israel, Jerusalén y otros países”.

Agregó que tiene un compromiso importante para resolver esos problemas que afectan a la población, sobre todo a la mujer, la juventud, niiños y envejecientes.

Mejía junto a su candidato vicepresidencial, Luis Abinader, pidió asumir el compromiso del trabajo a los comandos del municipio, zonales, distritales y frentes de masas en la provincia.

“Ya no hay grupo, este equipo de compañeros nos llevará al Palacio Nacional y yo sé cómo llegar y abrir el espacio para todos y todas”, afirmó durante su discurso, previo a tomar el juramento a miles de dirigentes concentrados en el bajo techo.

Asimismo, explicó que la unidad es un hecho en el PRD y advirtió a los que no se sometan al trabajo de integración y se duerman que serán arrasados.

De acuerdo al candidato presidencial,  los perredeístas tienen que dar el ejemplo de unidad a la familia dominicana.

Llamó a los perredeístas a trabajar la unidad sin arrogancia, siendo incluyente de todos los sectores que quieran aportar a favor del triunfo electoral del próximo.

Mejía advirtió que el que conspire con la unidad y se quede sentado en su casa, lo lamentará e insistió que está seguro de su triunfo, porque la gente no aguanta más esta situación de crisis.

Mejía señaló que él sabe cómo gobernar cuatro años y ayudar a sacar a los peledeístas del Palacio. No obstante, dijo que en un Gobierno suyo los buenos peledeístas, reformistas y personas de la sociedad civil tendrán su espacio.